CIUDAD DE MÉXICO — La vicepresidenta de Estados Unidos Kamala Harris le dijo el martes al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ambas naciones se están “embarcando en una nueva era”. Durante su primera reunión en persona, la funcionaria buscó fomentar una mayor cooperación con México sobre los migrantes que se dirigen a Estados Unidos.

Hablando al inicio de una reunión en la Ciudad de México, Harris enfatizó la “relación de larga data” entre las dos naciones y su “interdependencia e interconexión”.

Te puede interesar

Acompañados de varios de sus principales asesores de política exterior para la región, los dos líderes se reunieron durante más de una hora en una elegante sala de conferencias del Palacio Nacional, sentados uno frente al otro bajo un enorme candelabro de cristal.

Poco antes de la reunión, Harris y López Obrador atestiguaron la firma de un memorando de entendimiento entre el secretario de Relaciones Exteriores de México y el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en México enfocado en reforzar la cooperación bilateral en programas de desarrollo en Guatemala, El Salvador y Honduras.

Harris tenía programado reunirse posteriormente con mujeres empresarias y líderes laborales en México, antes de regresar a Washington el martes por la noche.

La visita a México culminó el primer viaje de Harris al extranjero como vicepresidenta, una gira breve centrada en abordar las causas fundamentales de la migración y que también la llevó por primera vez a Guatemala el lunes.

Mientras estuvo en Guatemala, se reunió con el presidente Alejandro Giammattei. Coincidiendo con la reunión, el gobierno de Biden anunció nuevos compromisos en lucha contra el narcotráfico, el tráfico de personas y la corrupción, así como inversiones en el desarrollo económico del país centroamericano.

Aunque en el encuentro con López Obrador del martes no se produjo un acuerdo tan claro y concreto, Harris enfatizó la importancia de la relación entre las dos naciones.

El presidente López Obrador sigue siendo un aliado crucial pero complejo en los esfuerzos del gobierno de Biden para frenar el aumento de migración hacia la frontera sur de Estados Unidos.

Aunque López Obrador aseguró en una reunión virtual previa con Harris que Estados Unidos puede “contar con nosotros” para abordar la cuestión de la migración irregular, el presidente de México culpó antes a Biden del aumento de las llegadas a la frontera. Adicionalmente, López Obrador tenía una relación cordial con el predecesor de Biden, Donald Trump, pese a las duras políticas migratorias del expresidente.

En mayo, López Obrador acusó también a Estados Unidos de infringir la soberanía mexicana al proveer fondos a organizaciones no gubernamentales que son críticas con su gobierno.

Pero Harris, en su misión de abordar las causas del aumento de inmigración desde Guatemala, El Salvador y Honduras, así como de México, ha intentado reforzar los lazos diplomáticos con López Obrador.

Harris - López Obrador.jpg
La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, posa para una fotografía con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, frente a la escalinata del Palacio Nacional de la Ciudad de México.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, posa para una fotografía con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, frente a la escalinata del Palacio Nacional de la Ciudad de México.

El memorando de entendimiento, según el enviado especial Ricardo Zúñiga —que viajó con Harris en la gira— marca un nuevo nivel de cooperación y es importante porque los dos países tienen “algunos de los mismos problemas” cuando se trata de la inmigración irregular.

“Es muy importante mostrar que Estados Unidos y México están colaborando y tratando de mejorar las condiciones sobre el terreno entre nuestros vecinos, por la importancia que tienen para nosotros otros países en América Central”, dijo a los periodistas que viajan con Harris.

Algunos demócratas criticaron a la vicepresidenta el lunes, cuando les dijo “no vengan” a quienes sopesan dejar sus hogares y hacer el peligroso viaje a la frontera con Estados Unidos.

Sus comentarios fueron similares a los hechos por funcionarios estadounidenses anteriores cuando intentaban disuadir a los migrantes de cruzar la frontera. La representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez calificó los comentarios de Harris como “decepcionantes” y recordó que es legal solicitar asilo.

Harris se negó a responder directamente a las críticas cuando los reporteros le preguntaron, y sólo afirmó: “Lo tengo muy claro: tenemos que lidiar con las causas fundamentales y esa es mi esperanza. Punto”.

El gobierno estadounidense dijo que durante la reunión se acordó tener un diálogo económico en septiembre sobre comercio, telecomunicaciones y cadenas de suministro.

Además, Estados Unidos destinará 130 millones de dólares durante los próximos tres años para reformas laborales en México y le otorgará préstamos para impulsar la economía del sur de México. Los dos países también se asociarán en programas económicos y de combate a la trata de personas que aborden por qué las personas abandonan El Salvador, Guatemala y Honduras para ir a Estados Unidos.

La visita de Harris se produjo apenas unos días después de las elecciones intermedias en México, en las que el partido de López Obrador al parecer tuvo resultados mixtos, según los cómputos preliminares.

No se esperaba que Harris comentara sobre los resultados electorales durante la reunión con el mandatario, aunque la violenta campaña seguramente pesó en sus conversaciones. Una treintena de candidatos o aspirantes fueron asesinados dentro de los esfuerzos de los cárteles de la droga por proteger sus intereses.

La incapacidad del gobierno mexicano de mantener la seguridad en partes del país es de interés para Estados Unidos en el contexto de la inmigración, tanto por la gente desplazada por la violencia como por el impacto que tiene en una economía maltrecha que trata de recuperarse de la pandemia.

El aumento de migrantes en la frontera se ha vuelto uno de los principales desafíos para Biden en los primeros meses de su mandato. Los republicanos continúan denunciando las acciones de Biden, que aseguran ha promovido la inmigración ilegal.

Los sondeos indican que los estadounidenses respaldan menos la estrategia de Biden en inmigración que sus políticas económicas y de lucha contra el COVID-19.

Los republicanos han intentado convertir a Harris en el rostro de esa política migratoria, afirmando que ella y Biden ignoran el tema porque ninguno de los dos ha visitado aún la frontera sur de Estados Unidos. La vicepresidenta dijo el lunes a los periodistas en Guatemala que se ha centrado en abordar las causas de la inmigración de una forma que produzca resultados “tangibles”, en lugar de “grandes gestos”.

Los cruces ilegales han crecido de forma constante desde la llegada de Biden, y han aumentado en cifras récord a partir de abril de 2020. El nuevo mandatario derogó con rapidez muchas de las políticas fronterizas más duras de Trump, especialmente el programa que obligaba a los solicitantes de asilo a permanecer en México a la espera de sus citas en cortes estadounidenses de inmigración.

Las autoridades fronterizas de Estados Unidos encontraron a casi 19.000 niños no acompañados en marzo, la cifra más alta de la que se tiene registro. En total encontraron a 170.000 personas en la frontera durante abril, el número más alto en más de 20 años, aunque los números no pueden compararse directamente porque las personas a las que se impide cruzar bajo las restricciones asociadas a la pandemia no sufren consecuencias legales, de modo que muchos cruzan varias veces.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.68%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.76%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.55%
34420 votos

Las Más Leídas