WASHINGTON.- La candidata demócrata Hillary Clinton y su rival republicano Donald Trump se juegan la presidencia de Estados Unidos en el tercer y último debate presidencial que se celebrará este miércoles en Las Vegas (Nevada), antes de las elecciones del próximo 8 de noviembre.

Para Trump, con las encuestas en contra, será ahora o nunca. Después de perder los dos últimos debates, el candidato republicano necesita ganar como sea el tercero si quiere remontar en las encuestas y llegar a la Casa Blanca.

Te puede interesar

"Si permitimos que la deshonesta (Clinton) gobierne, recordaremos 2017 como el año que Estados Unidos perdió su independencia", advirtió Trump este martes en Twitter a los votantes. El próximo presidente asumirá su puesto en enero del próximo año.

El tercer debate presidencial se celebra en un momento de gran tensión entre ambos candidatos, después de que Trump invitara en el segundo debate a tres mujeres que acusaron al expresidente Bill Clinton, esposo de la candidata demócrata, de abusos sexuales.

Los analistas se preguntan qué sorpresa está preparando Trump para Clinton en el tercer debate, teniendo en cuenta que se declaró hace unos días "liberado de los grilletes" del Partido Republicano.

A Trump no le gustó que muchos líderes republicanos le retiraran su apoyo, después de que saliera a la luz un video de 2005 en el que el multimillonario alardeaba de abusar sexualmente de mujeres y de poder seducir a cualquier mujer por el simple hecho de ser una estrella.

Además Trump no deja de echar leña al fuego de la campaña electoral. Lleva varios días diciendo que las elecciones presidenciales están "amañadas" sin presentar ninguna prueba.

La campaña de Clinton cree que Trump está hablando de elecciones "amañadas" porque le va mal en las encuestas y teme que vaya a perder las elecciones.

El presidente Barack Obama calificó este martes de "irresponsables" las denuncias de Trump de que va a haber fraude electoral antes de que se celebren los comicios. Obama aconsejó a Trump que "deje de lloriquear" y se concentre en ganar votos con sus propuestas.

"¿Empieza a lloriquear antes de que se haya acabado el juego?", preguntó Obama en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro italiano Matteo Renzi. "Entonces no tienen lo que hay tener para hacer este trabajo", añadió Obama.

Según Obama, las denuncias de fraude electoral de Trump no se basan en hechos y "no muestran el tipo de liderazgo y fortaleza que uno quiere en un presidente".

El candidato republicano considera que es víctima de un complot de los medios de comunicación y de los Clinton para evitar que él sea presidente de Estados Unidos.

Clinton, por su parte, deberá mantener la sangre fría y ganar el tercer debate, lo que podría darle un empujón decisivo en su carrera hacia la Casa Blanca.

La candidata demócrata llega más segura al tercer enfrentamiento, después de haber ganado los dos primeros y con las encuestas a su favor.

Clinton saca siete puntos de ventaja a Trump en intención de voto, según la web RealClearPolitics, que hace una media de las encuestas nacionales publicadas hasta ahora.

Si hoy se celebraran elecciones presidenciales en Estados Unidos, Clinton obtendría el 48.9 por ciento de los votos y Trump el 41.9 por ciento.

El tercer debate presidencial será la última oportunidad que tengan Trump y Clinton de hablar ante un gran audiencia en la recta final de la campaña. El primer debate lo vieron un récord de 84 millones de espectadores y el segundo lo sintonizaron 66.6 millones.

Tanto Trump como Clinton deberán convencer a los estadounidenses que ellos son los más preparados para ser el próximo presidente y Comandante en Jefe de EEUU.

La lucha por la Casa Blanca no solo se decide en los debates de televisión. Se decide puerta a puerta, mitin a mitin. Y ahí parece que Clinton también tiene ventaja. Trump tiene 207 oficinas locales en todo el país, frente a las 489 de Clinton.

En televisión Clinton también juega con ventaja. La campaña Clinton ha invertido 144.5 millones de dólares en anuncios de televisión, frente a los 31.7 millones de dólares que se ha gastado la de Trump.

Pero nada está decidido hasta la noche electoral. Clinton puede tener un tropiezo en la recta final de la campaña y Trump remontar en las encuestas.

FUENTE: dpa
 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.44%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.95%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.61%
26953 votos

Las Más Leídas