sábado 6  de  julio 2024
Escalada del conflicto

Hutíes amenazan a EEUU y Reino Unido: "deben prepararse a pagar un alto precio"

Los rebeldes hutíes, aliados de Irán llevan semanas atacando a los barcos que atraviesan el mar Rojo, por donde transita el 12% del comercio mundial

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

DUBÁI — Los hutíes afirmaron este viernes que Estados Unidos y Reino Unido se convirtieron en "blancos legítimos" tras haber bombardeado posiciones suyas en Yemen en respuesta a semanas de ataques de los terroristas contra embarcaciones en el mar Rojo que amenazan el comercio mundial.

La andanada de bombardeos del viernes contra los hutíes avivó los temores de que la guerra entre Israel y Hamás se extienda a toda la región.

Los rebeldes hutíes, aliados de Irán -- enemigo de Israel -- llevan semanas atacando a los barcos que atraviesan el mar Rojo, por donde transita el 12% del comercio mundial, en lo que consideran como actos en "solidaridad" con los palestinos en Gaza.

Estados Unidos, Reino Unido y ocho de sus aliados aseguraron en un comunicado que sus ataques buscan "desescalar tensiones" y "restaurar la estabilidad en el mar Rojo".

Pero Irán y otros países condenaron las acciones de las potencias occidentales y advirtieron que la situación podría empeorar.

Grupos terroristas

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto celebrar una reunión de emergencia este viernes. La víspera adoptó una resolución exigiendo a los hutíes que detuvieran inmediatamente sus ataques.

Los precios del petróleo subieron 4% por temor a una escalada antes de volver a caer.

Los rebeldes hutíes, que controlan gran parte de Yemen desde que estalló la guerra civil en 2014, forman parte del autodenominado "eje de resistencia", que incluye a Hamás, al Hezbolá libanés y a otros movimientos armados hostiles a Israel y apoyados por Irán.

"Todos los intereses estadounidenses y británicos se han convertido en blancos legítimos de las fuerzas armadas yemenitas tras la agresión directa y declarada contra la República de Yemen", afirmó el Consejo Político Supremo de los hutíes.

El viceministro de Relaciones Exteriores hutí, Husein Al Ezzi, citado por medios rebeldes, declaró que Estados Unidos y Reino "deben prepararse a pagar un alto precio".

"Señal fuerte"

"Las acciones de hoy demuestran un compromiso compartido con la libertad de navegación, el comercio internacional y la defensa de la vida de los marinos frente a ataques ilegales e injustificables", declararon Australia, Baréin, Canadá, Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Reino Unido y Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Joe Biden, calificó los bombardeos como una "acción defensiva" exitosa después de los ataques "sin precedentes" en el mar Rojo y dijo que "no dudará" en ordenar más acciones militares si es necesario.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, afirmó que la violación del derecho internacional por parte de los hutíes merecía una "señal fuerte" en respuesta.

Naser Kanani, portavoz de la cancillería iraní, estimó que los ataques occidentales alimentarán "la inseguridad y la inestabilidad en la región" y "desviarán" la atención de Gaza.

El grupo terrorista Hamás afirmó que "responsabilizará" a Reino Unido y Estados Unidos de las "repercusiones en la seguridad regional".

Por su parte, la Casa Blanca aseguró que Estados Unidos "no busca un conflicto con Irán" ni una "escalada" bélica.

Cientos de miles de personas, algunas con rifles Kalashnikov, se congregaron en Saná, la capital de Yemen, para protestar. Muchas ondeaban banderas yemenitas y palestinas y sostenían retratos del líder hutí Abdulmalik al Huthi.

"Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel", coreaban.

En Teherán, cientos de personas se manifestaron contra Estados Unidos, Reino Unido e Israel y expresaron su apoyo a Gaza y Yemen.

China pide "moderación"

Los palestinos en Gaza aplaudieron el apoyo de los hutíes y condenaron a Estados Unidos y Reino Unido por su respuesta militar.

China expresó "preocupación" por la escalada en "un importante punto de paso para la logística internacional" y el abastecimiento energético y pidió "moderación" a todas las partes.

Rusia tildó los bombardeos británico-estadounidenses de "ilegítimos" y Turquía de "respuesta desproporcionada", pese a los constantes ataques de os terroristas hutíes a las embarcaciones comerciales.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió a todas las partes "que no agraven" la volátil situación en la región.

"Libertad de navegación"

Los ataques del viernes tuvieron como objetivo una base aérea, aeropuertos y un campamento militar, indicó la televisión hutí Al Masirah, mientras corresponsales y testigos informaron de fuertes bombardeos en Saná y en la ciudad portuaria de Hodeida, en el mar Rojo.

El Comando Central de Estados Unidos señaló que los ataques se realizaron con aviones de combate y misiles Tomahawk. Reino Unido dijo haber desplegado cuatro cazas Typhoon FGR4 con bombas guiadas por láser.

Según el portavoz militar hutí, Yahya Saree, al menos cinco personas murieron.

Desde el 19 de noviembre, los hutíes lanzaron 27 ataques cerca del estrecho de Bab al Mandeb, que separa la península arábiga de África, según el ejército estadounidense.

Las principales empresas navieras han desviado sus cargamentos, lo cual afectó a los flujos comerciales y la producción en varios sectores, como el automotriz, que depende en gran medida de los repuestos provenientes de Asia.

Un portavoz del grupo yemení aseguró sin embargo que seguirán atacando los buques que consideren vinculados a Israel que transiten por esa zona.

Dryad Global, un grupo especializado en seguridad marítima, aconsejó a sus clientes suspender las operaciones en el mar Rojo durante 72 horas, citando el riesgo de represalias de los hutíes

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar