WASHINGTON - La inflación se moderó menos de lo esperado por el mercado en agosto en Estados Unidos, a 8,3% en 12 meses gracias a la caída de los precios de la gasolina, pero alquileres y alimentación siguieron subiendo, un balde de agua fría para el presidente Joe Biden a dos meses de las elecciones de medio mandato.

Los precios al consumo aumentaron 8,3% en 12 meses a agosto en Estados Unidos, frente a 8,5% en julio y 9,1% en junio, según el índice CPI publicado el martes por el Departamento de Trabajo.

Te puede interesar

Pero esta ligera moderación decepcionó a los analistas que esperaban una caída a 8%.

Wall Street cerró en fuerte baja ante el pánico que desató el índice CPI a pocos días de una reunión clave de política monetaria de la Reserva Federal (Fed), que viene subiendo sus tasas de interés para enfriar la economía.

El Dow Jones cayó así 3,94%, el tecnológico Nasdaq se derrumbó 5,16% y el S&P 500 cedió 4,32%

Mientras se derrumbaba el mercado, Biden reunió en la Casa Blanca a cientos de personas para "celebrar" la adopción reciente de la "Ley sobre la reducción de la inflación" o "Inflation Reduction Act" en inglés.

Esta ley, que es un programa de reformas medioambientales y sociales, "hará una gran diferencia para las familias de clase media" e ingresos bajos, aseguró el mandatario demócrata de 79 años.

Biden también insistió en que ningún legislador republicano apoyó el texto que promete, por ejemplo, hacer bajar el precio exorbitante de algunos medicamentos, como la insulina.

La oposición republicana le reprocha regularmente su política de ayudas económicas que, considera, contribuyó a la espiral inflacionaria.

Inflación obstinada

"La inflación persiste de manera obstinada", comentó en una nota Kathy Bostjancic, jefa economista en Oxfords Economics.

En un mes los precios subieron 0,1% con respecto a julio, a pesar de que se esperaba una ligera baja. Entre junio y julio los precios se habían mantenido estables.

Los precios de la gasolina cayeron un 10,6% en agosto con respecto a julio. Un descenso bien recibido en un país que consume grandes cantidades de combustible, en medio del alza del costo de la gasolina desde que inició la guerra en Ucrania en febrero.

Pero los precios de los alimentos aumentaron un 0,8% en un mes, e incluso un 11,4% interanual, la mayor subida desde 1979. Lo mismo ocurrió con las rentas, la salud o los automóviles nuevos y los servicios básicos.

Esencial reducirla

Desde hace año y medio los precios se disparan en Estados Unidos. En junio la inflación alcanzó su nivel más alto en más de 40 años: 9,1% en 12 meses.

"Es esencial reducirla", reiteró el domingo en CNN la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, quien reconoció además que existe "un riesgo de recesión", debido a las subidas de tasas decididas por la Reserva Federal para tratar de contener las subas de precios.

Yellen admitió que Estados Unidos enfrenta "un riesgo" de recesión, ya que su batalla contra la inflación podría desacelerar la economía de la nación.

Una recesión en Estados Unidos es "un riesgo cuando la Fed (Reserva Federal, banco central estadounidense) endurece su política monetaria frente a la inflación", dijo Yellen el domingo.

Por su parte, la Fed ya indicó que continuará con su política de subida de tasas directrices, encareciendo así el crédito a particulares y empresas.

"El tiempo apremia", advirtió la semana pasada su presidente Jerome Powell.

El banco central prefiere otro indicador de precios, el índice PCE, que en julio también se moderó a 6,3% en 12 meses, cuando su objetivo es una inflación de 2% anual.

El mercado laboral estadounidense, clave por ser el sostén del consumo, sigue bajo presión, con escasez de mano de obra. La tasa de desempleo aumentó ligeramente en agosto, a 3,7%.

La cifra se mantiene cerca del mínimo histórico de 3,5%, y la escasez de trabajadores sigue siendo una preocupación, ya que podría alimentar una peligrosa espiral salarial.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.79%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.68%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.53%
31472 votos

Las Más Leídas