lunes 23  de  enero 2023
EEUU

Juez aprueba demora para poner fin a Título 42, migración podría aumentar

La administración de Joe Biden pidió al juez una demora de 5 semanas para poner fin al Título 42, que tiene como objetivo prevenir la diseminación del COVID-19

SAN DIEGO — Un juez federal estadounidense aprobó el miércoles el pedido del gobierno de una demora de cinco semanas para el fin de las restricciones al asilo, escribiendo en mayúsculas que lo hacía “CON GRAN RETICENCIA”.

El juez Emmet Sullivan reconoció en su orden que los abogados de las familias que solicitan asilo no objetaron el retraso y que el gobierno no estaba cuestionando su decisión, sino simplemente pidiendo tiempo para prepararse.

El Título 42 tiene como objetivo prevenir la diseminación del COVID-19, la medida va a expirar el 21 de diciembre próximo.

El martes, Sullivan falló en Washington que la implementación de la ley debe cesar inmediatamente para familias y adultos solos.

En unas pocas horas, el Departamento de Justicia le pidió al juez que aplazase la entrada en vigor de su orden hasta el 21 de diciembre, lo que le daría cinco semanas para prepararse. Los demandantes, que incluyen a la Unión Americana de Libertades Civiles, no se opusieron a la demora.

“Este período de transición es clave para garantizar que (el Departamento de Seguridad Nacional) pueda continuar cumpliendo su misión de proteger las fronteras de la nación y realizar sus operaciones fronterizas en una manera organizada”, escribieron los abogados del gobierno en su pedido.

Sin embargo, los republicanos han denunciado el masivo ingreso de migrantes desde la llegada de Biden a la Casa Blanca, lo que ha creado caos en las fronteras y en algunas ciudades debido a los gastos millonarios para atender a la población migrante, que han solicitado asilo político.

El juez Sullivan, que fue nombrado por el presidente demócrata Bill Clinton, escribió en su decisión que las autoridades no consideraron el impacto sobre los migrantes ni las posibles alternativas.

El fallo parece estar en conflicto con otro emitido en mayo por un juez federal en Luisiana que mantuvo las restricciones. Según el abogado de la ACLU, Lee Gelernt, las órdenes de Sullivan hacen irrelevante el fallo en Luisiana.

Si la decisión de Sullivan se mantiene, alteraría drásticamente las tareas de protección de la frontera. Los migrantes han sido expulsados de Estados Unidos más de 2,4 millones de veces desde que las restricciones al asilo entraron en vigor en marzo del 2020.

La práctica fue autorizada bajo una regla llamada Título 42 de una ley de 1944 de salud pública.

Antes que el juez en Luisiana mantuviese en vigor la suspensión, las autoridades estadounidenses estaban planeando para hasta 18.000 migrantes al día, un total abrumador. En mayo, migrantes fueron detenidos como promedio 7.800 veces al día, el mayor total en la presidencia de Joe Biden.

Grupos de defensa de los inmigrantes irregulares han presionado para el fin del Título 42, pero demócratas conservadores como Mark Kelly de Arizona y Raphael Warnock de Georgia querían se siguiese en vigor cuando el gobierno trató de levantarla en mayo.

La suspensión ha sido implementada disparejamente por nacionalidades, afectado mayormente a los migrantes de Guatemala, Honduras y El Salvador — además de los mexicanos — porque México acepta su regreso de Estados Unidos. El mes pasado, México comenzó a aceptar a los venezolanos que son expulsados de Estados Unidos bajo la regla, lo que causó una drástica reducción en el número de venezolanos que solicitan asilo en la frontera.

Los migrantes de nacionalidades con menos riesgo de ser rechazadas bajo Título 42 se han vuelto una presencia creciente en la frontera, confiados en que serán dejados en libertad e Estados Unidos para el proceso de sus solicitudes de asilo. En octubre, los cubanos fueron el segundo grupo más numeroso en la frontera, después de los mexicanos, seguidos de venezolanos y nicaragüenses.

El miércoles, el Departamento de Seguridad Nacional dijo que usaría las próximas cinco semanas para “prepararnos para una transición ordenada a nuevas políticas en la frontera”.

“Continuamos trabajando con los países en el hemisferio occidental para tomar medidas contra las redes de contrabando que alientan a los migrantes a tomar travesías peligrosas y a menudo fatales a nuestras fronteras terrestres y para resolver las causas raigales de la migración irregular que están afectando a nuestro hemisferio en su conjunto”, dijo el departamento.

FUENTE: Con información de AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar