JEFFERSON CITY — Un juez federal impidió el lunes que el gobierno de Joe Biden aplique el mandato de vacunación obligatoria contra el COVID-19 a miles de trabajadores de la salud de 10 estados que habían presentado el primer recurso legal contra este controversial requisito.

Te puede interesar

La orden judicial señala que los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) no tienen autoridad del Congreso para promulgar el mandato de vacunación a los proveedores que participan en los dos programas gubernamentales de atención médica para ancianos, discapacitados y personas de escasos recursos.

El juez federal de distrito Matthew Schelp, con sede en San Luis, emitió el interdicto, el cual es aplicable a una coalición de estados demandantes que incluye a Alaska, Arkansas, Iowa, Kansas, Missouri, Nebraska, Nueva Hampshire, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Wyoming. También hay demandas similares pendientes en otros estados.

La norma federal exige la vacunación contra COVID-19 a más de 17 millones de trabajadores de todo el país en unos 76.000 centros de atención sanitaria y de proveedores de atención domiciliaria que reciben fondos de los programas de salud del gobierno.

El mandato de obligatoriedad requiere que los trabajadores reciban la primera dosis para el 6 de diciembre y la segunda para el 4 de enero.

La decisión judicial contra el requerimiento de vacunación se produce después de que la administración Biden sufriera un revés similar en relación con una política de intromisión del estado y de cotrol, sin precedentes en la historia de EEUU. De hecho las leyes lo prohíben, pero el gobierno de Biden insiste.

Un tribunal federal suspendió anteriormente otra orden de Biden que exigía a las empresas con más de 100 empleados que se aseguraran de que sus trabajadores se vacunaran o, de lo contrario, llevaran mascarillas y se sometieran a pruebas semanales para detectar el coronavirus.

El gobierno de Biden sostiene que las normas federales invalidan las políticas estatales que prohíben los mandatos de vacunación y que son esenciales para frenar la pandemia. Pero esa función no corresponde en nada con la Constitución de EEUU y el respeto a los derechos individuales.

El juez del caso de los proveedores de atención médica escribió que los funcionarios federales se excedieron en sus competencias legales.

“Los CMS pretenden sobrepasar un área de autoridad estatal tradicional al imponer una demanda sin precedentes para dictar federalmente las decisiones médicas privadas de millones de estadounidenses. Tal acción desafía las nociones tradicionales de federalismo”, escribió Schelp en su orden.

Incluso bajo una interpretación muy amplia de los poderes federales, “el Congreso no autorizó claramente a los CMS a promulgar este mandato política y económicamente vasto, que altera el federalismo y empuja hacia los límites”, escribió Schelp.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.94%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.27%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.79%
65574 votos

Las Más Leídas