EAGLE PASS — Un juez federal de Estados Unidos falló el viernes a favor de mantener una controversial medida sanitaria que restringe el ingreso de migrantes ilegales en la frontera terrestre adoptada durante la pandemia.

Washington anunció que el llamado Título 42, en vigencia desde marzo de 2020, expiraría el 23 de mayo, pero a pedido de 24 estados, el juez Robert Summerhays emitió una orden judicial temporal para bloquear esta acción, dejando la medida en pie.

Te puede interesar

El juez bloqueó el viernes el plan del gobierno de Joe Biden para levantar las restricciones el próximo lunes.

Desde marzo de 2020, se han expulsado migrantes más de 1,9 millones de veces bajo el amparo del llamado Título 42. La disposición niega a los migrantes la posibilidad de solicitar asilo con el argumento de prevenir la propagación del COVID-19.

El Título 42 es el nombre coloquial para una medida sanitaria que data del siglo XIX y que raramente fue utilizada hasta que surgió la pandemia en marzo de 2020, fue cuando el entonces presidente Donald Trump la invocó para restringir el acceso de migrantes sin visa por las fronteras terrestres.

La administración del demócrata Biden anunció en abril que la medida expiraría el 23 de mayo, pero a pedido de 24 estados controlados por el Partido Republicano, el juez Robert Summerhays emitió una orden judicial temporal para bloquear esta acción, dejando la medida en pie.

"De acuerdo con el tribunal los estados demandantes han completado los requerimientos para una orden judicial temporal", dice el fallo.

El Título 42 permite a las autoridades expulsar de forma inmediata a los migrantes que se presenten en la frontera terrestre sin una visa otorgada por el gobierno estadounidense.

Esto, según activistas proinmigrantes y expertos, vulnera el derecho internacional al no acoger a quienes buscan asilo o huyen de condiciones violentas.

"La desafortunada decisión de hoy dice que el gobierno puede suspender el asilo sin aviso previo, pero no puede restaurar las leyes de migración normales sin atravesar un largo y complicado proceso", dijo a AFP Aaron Reichlin-Melnick, asesor político principal del Concejo Estadounidense para Migración, una organización sin fines de lucro.

El Título 42 ha afectado en gran medida a personas de México, Guatemala, Honduras y El Salvador, muchas de las cuales han estado esperando en las ciudades fronterizas mexicanas después de que el gobierno de Estados Unidos les negara el "derecho" a solicitar asilo, una herramienta que están empleando los migrantes indocumentados para ingresar a Estados Unidos, pese a que la gran mayoría no cumplen con los requisitos para solicitar asilo.

Arizona y Luisiana encabezaron a 24 estados que impugnaron el plan para poner fin a las restricciones.

La administración estaba preparada para recibir hasta 18 mil migrantes diariamente, una cifra sin precedentes, que según expertos afecta al país.

Los migrantes que cruzaban hacia Eagle Pass, Texas, sabían poco o nada sobre la norma bajo la cual los migrantes han sido expulsados más de 1,9 millones de veces desde marzo de 2020. Proceden en su mayoría de Cuba, Colombia, Nicaragua y Venezuela. En su mayoría se han salvado de la prohibición de asilo porque debido a sus nacionalidades, los altos costos, las relaciones diplomáticas tensas u otras consideraciones dificultan que Estados Unidos los devuelva a sus países.

La dominicana Ana Pinales —quien llegó a Eagle Pass después de tres años de vivir ilegalmente en Chile, donde no pudo encontrar un trabajo estable— vadeó el río antes del amanecer y caminó por un camino de tierra junto a unos 35 nicaragüenses y 25 cubanos, buscando a los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos para solicitar asilo.

Pinales caminó más tiempo que el resto y se encontró con otros 15 migrantes que esperaban debajo de uno de los dos puentes internacionales que conectan Eagle Pass con la ciudad fronteriza mexicana de Piedras Negras. Después de varias horas, un agente llegó por ellos, relevando a miembros armados de la Guardia Nacional de Texas que estuvieron vigilando al grupo. Varios golfistas jugaban en un campo contiguo a la orilla del río.

“Todo el mundo sabe de esta ruta”, afirmó sonriendo Pinales, de 28 años, aliviada de que estaba casi al final de un viaje de dos meses que la llevó a través de la Región del Darién, en Panamá, y México, donde le robaron 3.000 dólares mientras esperaba en un parque en la ciudad sureña de Tapachula. Dijo que también pagó sobornos con frecuencia para poder pasar los controles militares mexicanos.

México acordó aceptar inmigrantes de los tres países centroamericanos devueltos por Estados Unidos y el mes pasado también comenzó a recibir a un número limitado de cubanos y nicaragüenses que han sido rechazados por las autoridades estadounidenses.

Nolberto Ávila, un pequeño cafetalero que huyó de las amenazas de violencia en Colombia y dejó a su madre y un hermano allí para que se hicieran cargo de las cosechas, nunca había oído hablar del Título 42 en los canales de redes sociales que los migrantes consultan para determinar en quién pueden confiar y qué evitar. Las conversaciones en línea lo dirigieron a Eagle Pass después de volar a Cancún y tomar autobuses hasta la frontera con Estados Unidos.

“Que sabroso estar aquí”, afirmó Ávila, de 30 años, quien gastó 3.000 dólares en pasajes aéreos y otros gastos de viaje, como sobornos a soldados mexicanos. Su último destino es Los Ángeles.

Un grupo de unos 150 inmigrantes, en su mayoría cubanos, se reunió el viernes a poca distancia al sur del puente, después de haber nadado y caminado a través del río en grupos más pequeños durante varias horas desde antes del amanecer. Los agentes de la Patrulla Fronteriza los formaron en fila india y los dirigieron a camionetas para llevarlos a una zona de procesamiento. Alrededor de dos tercios eran hombres, casi todos los demás eran mujeres y algunos eran niños pequeños.

Administración Biden apela

La administración del presidente Joe Biden anunció el viernes que apelará un fallo que mantiene vigente la medida sanitaria impuesta en marzo de 2020 debido a la pandemia de COVID, que permite la expulsión inmediata de los migrantes que buscan asilo en sus fronteras.

"La administración no está de acuerdo con la decisión del tribunal y el Departamento de Justicia anunció que apelará", dijo en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

FUENTE: AP y AFP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.95%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.63%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.42%
17409 votos

Las Más Leídas