HOUSTON — Un juez federal ordenó al gobierno de Estados Unidos que permita el regreso a 11 padres deportados sin sus hijos durante la separación de familias de inmigrantes efectuada por el gobierno del presidente Donald Trump.

El juez Dana Sabraw afirmó en un fallo el pasado 4 de septiembre que los agentes del gobierno impidieron ilegalmente a esos padres acceder al procedimiento para solicitar asilo. En algunos casos, halló Sabraw, los agentes coaccionaron a los padres para que retiraran sus solicitudes y aceptaran la deportación haciéndolos firmar documentos que no entendían o diciéndoles que las leyes de asilo habían cambiado.

Te puede interesar

Los padres a los que se permitirá regresar incluyen al guatemalteco David Xol, cuyo hijo Byron, de 9 años, ha vivido varios meses con una familia en Texas después de pasar casi un año en custodia del gobierno. Se desconoce de momento la fecha del regreso de David Xol y otros padres.

“Aún estamos esperando a que todo se normalice”, dijo Ricardo de Anda, abogado de la familia Xol. De Anda se dijo “aliviado” por el fallo, aunque no tenía la certeza de si el gobierno apelará la orden de Sabraw.

El juez declinó autorizar el regreso de otros siete padres incluidos en la petición original.

Más de 400 padres fueron deportados sin sus hijos cuando el gobierno de Trump aplicaba el año pasado la política de cero tolerancia en los cruces fronterizos. Dicha política fue cancelada en junio de 2018 en medio de la condena mundial contra la práctica de separación de familias. Días después, Sabraw ordenó la reunificación de las familias separadas.

Algunos padres optaron por el regreso de sus hijos a sus países de origen. Sin embargo, a recomendación de su abogado, David Xol pidió volver a Estados Unidos y solicitar asilo de nuevo.

Los defensores de los inmigrantes afirman que muchos padres más quizá fueron separados antes de que la política de cero tolerancia fuera aplicada a principios de año. La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) también dijo que más de 900 menores fueron separados de sus padres desde la orden inicial de Sabraw.

El Departamento de Justicia declinó hacer declaraciones.

Byron y David Xol están separados desde hace 16 meses. Ambos dejaron su pueblo en Guatemala en mayo de 2018 después de que delincuentes amenazaran a David porque predicaba el evangelio. Ambos cruzaron la frontera de Estados Unidos con México sin autorización y fueron arrestados por la Patrulla Fronteriza.

David Xol afirma que los agentes lo llevaron a un cuarto y le entregaron un documento que no podía leer. Según él, le dijeron que si no lo firmaba, lo detendrían al menos dos años y Byron sería entregado en adopción; si lo firmaba, padre e hijo serían deportados juntos.

Aceptó firmarlo, pero de todos modos le quitaron a Byron.

Xol fue deportado a Guatemala y Byron llevado a varias instalaciones para menores migrantes no acompañados a cargo del Departamento de Salud y Servicios Humanos. El inspector general de la agencia difundió el pasado 4 de septiembre un informe según el cual los menores separados de sus padres habían mostrado más miedo, sentimiento de abandono e indicios de estrés postraumático que los menores no separados.

Byron mostró algunos de esos síntomas. A veces, cuando llamaba a su casa, el menor rehusaba por enojo conversar con su padre.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas