LONDRES — No sólo es la economía. Aunque la inflación y los temores de recesión están en la cabeza de los votantes, hay otro tema que surge en las campañas políticas desde el Reino Unido y Australia hasta Estados Unidos y otras partes del mundo: la “amenaza china”.

En Gran Bretaña, los dos finalistas que intentan convertirse en el siguiente primer ministro de ese país, Liz Truss y Rishi Sunak, debatieron el mes pasado frente a las cámaras de televisión sobre quién sería el más estricto contra China.

Te puede interesar

Es un marcado alejamiento de la postura “sinófila” del premier saliente Boris Johnson y parte de una retórica cada vez más dura contra China en muchos países de Occidente y otras democracias, como Japón, que está surgiendo durante las campañas electorales.

Durante años, los países han intentado equilibrar su impulso al comercio y la inversión con la segunda mayor economía mundial y sus preocupaciones en torno al poderío militar, espionaje y antecedentes de derechos humanos en China.

El péndulo se mueve hacia ésto último, como lo pone el rechazo de Estados Unidos, Europa y Japón a las maniobras militares de China luego de que la presidenta de la cámara baja estadounidense Nancy Pelosi visitó Taiwán la semana pasada, así como las crecientes amenazas que emiten las agencias de inteligencia estadounidenses sobre el espionaje y la interferencia de Pekín.

Una delegación de legisladores estadounidenses llegó el domingo a Taiwan para discutir una reducción en las tensiones en el estrecho de Taiwan y la inversión en semiconductores, entre otros temas.

Ese cambio ha convertido a China en el blanco de políticos que buscan votos en momentos en que las encuestas de opinión reflejan que la sensación popular en muchas de las democracias le está dando la espalda a China. Algunos candidatos culpan a China de los problemas económicos en sus países además de significar una amenaza a la seguridad para sus vecinos y el mundo.

China tuvo un papel importante en los comicios australianos en mayo, en los que los conservadores, eventuales perdedores, trataron de proyectar a la oposición como una facción que no estaba dispuesta a enfrentarse a Pekín.

El creciente rival de Estados Unidos en el escenario mundial también se tiene previsto que aparezca en las contiendas legislativas estadounidenses, en particular en los estados industriales de la región centro norte del país, luego de que el expresidente Donald Trump acogió una firme postura contra Pekín.

Muchos en Europa también están reconsiderando su postura en torno a China, aunque no fue un tema importante en las elecciones de este año en Francia ni en las de Alemania en 2021.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.85%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.51%
27099 votos

Las Más Leídas