TEXAS.- La Fuerza Aérea estadounidense posiblemente no pasó el expediente del atacante de Texas a un banco de datos del FBI, según apuntan las primeras informaciones, reportó hoy por la noche una portavoz de esa fuerza a través de un comunicado.

Los militares iniciaron una investigación. Devin Patrick Kelley, de 26 años, abrió fuego el domingo por la mañana contra los asistentes a una misa en una iglesia en el pequeño pueblo de Sutherland Springs y mató a 26 personas, a la vez que hirió a unas 20. La policía lo encontró luego sin vida en su vehículo.

Kelley prestó servicio durante varios años en la Fuerza Aérea. Un tribunal militar lo condenó en 2012 por agredir a su esposa y al hijo de ambos. Pasó un año en prisión y en 2014 fue expulsado de la Fuerza Aérea.

Debido a su condena por un caso de violencia doméstica no se le debería haber pemitido comprar armas, pero Kelley adquirió un fusil semiautomático y dos pistolas.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario