Dios concede a cada ser humano un sinnúmero de aptitudes. En la música, existen ejemplos donde observamos casos de genios naturales que nunca han visitado una escuela, y quienes han desarrollado su creatividad al máximo. Como dice aquel refrán popular: “el que va a ser, será, a pesar de…”, esto asiente la historia que a continuación relato.

Preludio: Las artes, su creación sublime y los individuos que hacen de ella su vida y una institución cultural, han sido siempre valorados y respetados por casi todas las civilizaciones a través de la historia. Cada nación salvaguarda naturalmente lo mejor de su arte y cultura, atesorando así un catálogo único que les identifica y les diferencia de otras culturas. No siempre el sector artístico es gratificado y respetado por la sociedad actual, la cual persiste en fomentar el concepto de que los músicos y los artistas no trabajan, o aquellos que creen que serlo no es una profesión.

Te puede interesar

Con los años he podido constatar en mi propia experiencia este tipo de comentarios y credo generalizado. He visto con horror como muchos creadores e intérpretes quedan guardados en el baúl del olvido una vez pasan de moda, o cuando dejan de ser económicamente atractivos, o cuando envejecen. A diferencia de otras profesiones, nosotros seguimos activos una vez llegados a la edad de retiro, siendo la salud quien nos detiene, no los límites de edad establecidos por las leyes laborales de cada gobierno. Entonces, me pregunto: ¿trabajamos o no? Sí, y lo hacemos toda una vida.

Cadencia rota: En el siglo XX, se extendió y masificó el acceso a la educación primaria, secundaria y de nivel medio en muchas partes del mundo. Cuando hablo de masificación, me estoy refiriendo a la cuantificación, grandes cantidades de seres humanos que aprendieron a leer y a escribir. Debemos separar esta cuantificación de la calidad de la enseñanza, pues el conocimiento de las artes es muchas veces brevemente abordado. Los conocimientos superficiales sobre arte quedarán en el olvido debido al bombardeo continuo de otro tipo de arte, el cual deforma la conducta y la conciencia del individuo. Los planes de estudios están muchas veces enfocados en crear individuos que sirvan a las necesidades proyectadas por cada país y su momento histórico, dejando el arte verdadero al desnudo y excluido de la enseñanza, así como otras asignaturas que fomentan los valores familiares y morales.

Aclaro, esto no aplica a todos los países, pues hay naciones que sí se preocupan verdaderamente por desarrollar la cultura y apoyan las artes en su totalidad. ¿Puedo ser músico sin ir a la escuela de música? La música es muchas veces asociada con profesionales que estudiaron en un conservatorio de música o en una universidad, pero, no todo lo excelente y maravilloso de este arte abstracto emerge de la formación académica. Como bien dije al principio, el talento es misteriosamente repartido en la humanidad. Dios deposita ciertas capacidades musicales a personas que viven en un círculo familiar que nada tienen que ver con la música. ¿Cómo se explica esto? Para mí es un verdadero enigma. He visto con mis propios ojos excelentes músicos y artistas que heredaron el don familiar y otros que no. También otros que tienen el don y la gracia artística y en su familia nadie está relacionado con las artes.

Hay infinidad de ejemplos de grandes exponentes en la música que han hecho historia, y que han dejado un legado universal sin haber ido a un conservatorio. Ellos poseían una sabiduría natural para balancear el buen gusto, el mensaje, la melodía, la armonía y así conquistar nuestros corazones.

Tema principal: Las penas que a mí me matan son tantas… que no me atrevo a contarlas públicamente, creo que nadie se atrevería a hacerlo, con la excepción de Sindo Garay, pues para él contar a través de sus canciones lo cotidiano, la vida de su pueblo era su misión principal. Sus composiciones hicieron historia, convirtiéndose algunas de ellas en parte del ADN cultural de la nación cubana. ¿Quién no recuerda: “La Tarde”, “Perla marina”, “Rendido”, “Tardes grises” y muchas otras que, a pesar de los años han quedado para siempre en el repertorio popular?

Sindo Garay es el nombre artístico de Antonio Gumersindo Garay y García, hombre de múltiples y únicos talentos. Nació en la ciudad de Santiago de Cuba el 12 de abril de 1867 y murió el 17 de julio de 1968. Fue trovador, compositor, guitarrista y cantante, logrando esto sin visitar nunca una escuela de música. Aquí se aplica el dicho popular: “El que va a ser, será, a pesar de…”. Las temáticas de sus canciones hablaban de su tierra natal, el amor, los paisajes y las mujeres. Hombre galante que vivió una larga vida, 101 años, lleno de vivencias personales que le ayudaron a escribir cerca de 600 canciones en su carrera.

Logró en su música giros armónicos que no eran comunes en la época, generando la admiración de músicos y académicos. Acompañado de su guitarra y el famoso cinquillo cubano, logró un sello único en su forma de hacer la música. Sin duda alguna, el Bolero oriental tiene en él su más grande exponente. Pépe Sanchez, el creador del Bolero, fue su maestro. Descubrió a Sindo luego de que este, siendo un niño, le tomara prestada su guitarra en una de las habituales descargas troveras de su hogar. Garay se autoalfabetizó a los 16 años. Conoció a grandes famosos como Caruso, el violinista Brindis de Sala y hasta el poeta y héroe nacional cubano José Martí.

“La tarde” es una de sus canciones más conocidas. Aún recuerdo siendo muy joven, estudiante de música en la Escuela Nacional de Artes de la Habana, cuando una profesora de solfeo me enseño el intervalo de sexta menor con el comienzo de esta canción. Me dijo: “Yalil, el intervalo de sexta menor suena así…”, y entonó con su fresca voz las dos notas iniciales de la canción “La luz…”. Fue así como aprendí a identificar el sonido de este intervalo, algo que agradezco enormemente, pues esta educadora cubana usó un ejemplo de una canción del repertorio nacional como referente, evitando así un clásico europeo.

Años más tarde fui conociendo más de este talentoso compositor y genio de la canción cubana. Rememoro “Mujer Bayamesa”, “Retorna”, “Ojos de sirena” entre otras. En su música se pueden apreciar cambios modales, del modo menor a mayor, también cromatismos bien construidos, apoyaturas de novena menor, cambios agógicos sorpresivos, cadencias en tonalidades vecinas que resuelven a cadencias imperfectas en el tono original, incluso la técnica del “bajo lamento” utilizado por Bach, Purcell y otros grandes compositores, se pueden apreciar en “Perla marina”. Las líneas melódicas nada tienen que envidiar a los grandes maestros del repertorio clásico. Recordemos que los compositores con formación académica, construimos nuestro arte con las raíces culturales de nuestros pueblos y los conocimientos adquiridos por los estudios musicales, acumulando un bagaje y lenguaje que se puede apreciar directa o indirectamente en nuestras obras.

Considero que la educación musical es importante, debe existir y debe ser apoyada en todos los niveles. Primeramente, el apoyo debe venir a nivel familiar, pues a veces es la propia familia la que desalienta a los hijos con frases tales como: “la música no es un trabajo serio, tienes que ser abogado o doctor”. Si esto fuera cierto preguntaría lo siguiente, ¿quién recuerda del nombre del primer alcalde de La Habana? Nadie lo recuerda. Sin embargo, sí sabemos que existió Manuel Saumell, Ignacio Cervantes, Ernesto Lecuona, Sindo Garay, Rita Montaner; o que existen el son, la Tumba Francesa, la clave y muchas manifestaciones culturales que sobreviven el pasar de los años. Entonces, ¿por qué demeritar a aquel que tiene una inclinación natural por las artes? ¿Acaso no entendemos que, como seres humanos, necesitamos de todas las profesiones en nuestra civilización para lograr así un balance, una lógica y un sentido espiritual en nuestra raza, existencia y propia supervivencia? Las artes cultivan y fomentan esa espiritualidad y belleza que no existe en otras ramas del conocimiento humano.

La música creada por esos individuos con o sin formación académica, que son portadores de un don divino de Dios, debe ser escuchada y se debe permitir que su arte espontáneo sea desarrollado a todos los niveles. Los trovadores y músicos que pasearon por las ciudades, pueblos y caminos a lo largo de nuestra historia, son enciclopedias vivas de lo cotidiano, un reflejo vívido de lo que el pueblo siente y disiente. Adornan con suma picardía la calle y quienes la habitan. Por ende, siempre se debe potencializar el crecimiento de esos seres humanos con talentos especiales para las artes, en especial la música; de lo contrario, no volverán a existir otros compositores como Sindo Garay, Benny Moré, o Polo Montañez.

El talento para la música ha sido depositado en compositores clásicos como Leo Brouwer, Aurelio de la Vega, Alfredo Diez Nieto y muchos otros que recibieron el apoyo familiar y social para desarrollar sus capacidades al máximo, por solo nombrar algunos. Estos creadores son un termómetro social, embajadores musicales de la cultura de un pueblo y una nación, son verdaderas semillas de la creación y de la cubanía.

Coda: Todos debemos coexistir en las notas de un pentagrama social como una sinfonía de mil voces en donde los músicos populares del mundo brillen con sus expresiones artísticas, el son, el danzón, la rumba y la melodía que los arropa; y los de academia, con sus preludios, fugas, motetes, óperas y sinfonías. De esta forma la cultura de todos los pueblos se desarrollará en múltiples rumbos, siendo las naciones que las albergan, las únicas beneficiadas del crecimiento de sus hijos y de la creación que de ellos emana. Concluyendo que: "El que va a ser, será, a pesar de…"

Yalil Guerra, M.M. MUSIC CONSULTANT

Ph.D Candidate | Master in Music | Latin Grammy Winner - 8 times Latin Grammy Nominee Composer

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.85%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.48%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.67%
12327 votos

Las Más Leídas