WASHINGTON.- El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, Daniel N. DiNardo, se disculpó hoy en un comunicado "en nombre de la Iglesia" por los supuestos abusos cometidos por el cardenal y arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrik.

"Expreso mi tristeza profunda y, en el nombre de la Iglesia, me disculpo ante todos los que hayan sido lastimados por uno de sus ministros", dijo DiNardo, en la nota.

McCarrik ha sido apartado de sus funciones debido a las acusaciones de abuso sexual que pesan sobre él, las cuales, tras una investigación interna, han sido consideradas "creíbles" por el Vaticano, informaron hoy fuentes eclesiásticas.

El cardenal ha negado en todo momento las acusaciones, que se remontan a los inicios de su carrera religiosa cuando, hace casi 50 años, ejercía de cura en la archidiócesis de Nueva York.

DiNardo recordó que "los clérigos de la Iglesia de Dios" han hecho la promesa solemne de "proteger a los menores y los jóvenes de cualquier daño".

"Este encargo sagrado -continuó-, se aplica a todos los ministros de la Iglesia, independientemente del alta posición de la persona o su largo servicio".

Lo ocurrido esta mañana es "un recordatorio doloroso sobre cómo solo a través de una vigilancia continua podemos mantener esa promesa", advirtió DiNardo, quien aseguró que sus oraciones "están con todos los que han experimentado un trauma de abuso sexual. Ellos pueden encontrar curación en el amor abundante de Cristo".

La archidiócesis de Nueva York ya aconsejó hace unos meses que McCarrik se apartara de la Iglesia debido a las acusaciones lanzadas hace cerca de cinco décadas por un adolescente, cuyo género no ha sido revelado por la institución católica.

No es la primera vez que un cardenal estadounidense se ve salpicado por acusaciones de abuso sexual, alegaciones que han golpeado con especial virulencia a las archidiócesis de Boston y de Nueva York, cuyo cardenal Timothy Dolan tuvo que declarar en 2013 en una investigaciones de abusos sexuales atribuidos a sacerdotes.

Embed

En 2007 la Iglesia católica estadounidense indemnizó con 660 millones de dólares, tras alcanzar un acuerdo extrajudicial, a más de 500 víctimas.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas