NUEVA YORK.- La cadena estadounidense de grandes almacenes Sears Holdings, cuyo protagonismo en el sector minorista ha sido desplazado primero por Wal-Mart y después por Amazon, ha declarado este lunes su entrada en concurso voluntario de acreedores tras acogerse a la protección del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras y anunciar sus planes de reestructuración, que incluyen el cierre de 142 tiendas y la renuncia de su consejero delegado, Edward S. Lampert.

La decisión de esta empresa icónica, fundada en 1892, causaría uno de los mayores incumplimientos de pensiones en la historia de los Estados Unidos.

Sears Holdings, propietario de enseñas como Roebuck y Kmart, ha explicado que su declaración de concurso de acreedores ante el Tribunal de Quiebras del Distrito Sur de Nueva York pretende establecer "una estructura sostenible de capital", mientras sigue ajustando su modelo operativo e incrementando su rentabilidad a largo plazo.

En el momento de la suspensión de pagos, la compañía estadounidense contaba con 89.000 empleados en EEUU, frente a los 246.000 de hace cinco años. En la documentación registrada, Sears Holdings calcula un valor de sus activos de 6.900 millones de dólares (5.965 millones de euros), frente a unos pasivos de 11.300 millones de dólares (9.769 millones de euros).

Las acciones de Sears Holdings cerraron la semana pasada en 0,410 dólares, cuando en el verano de 2007 superaban los 130 dólares.

Como parte de su plan de reestructuración, la cadena de grandes almacenes ha anunciado la dimisión con efectos inmediatos de su consejero delegado, Edward S. Lampert, quien seguirá siendo presidente del consejo de administración.

En este sentido, el consejo de Sears Holding ha creado una oficina del consejero delegado, que será responsable de gestionar las operaciones diarias de la empresa durante el proceso de transición y que estará compuesta por Robert A. Riecker, director financiero de la compañía; Leena Munjal, directora digital y de integración del comercio minorista, así como por Gregory Ladley, presidente de textil y calzado.

Asimismo, Sears Holding tiene intención de reorganizarse en torno a una plataforma más pequeña que agrupará las tiendas con Ebitda positivo, unas 700, mientras que procederá al cierre de otros 142 establecimientos no rentables, además de los 46 anunciados previamente, que se completarán el próximo mes de noviembre.

Además, la compañía mantiene negociaciones con ESL, firma dirigida por Edward S. Lampert, que es su mayor accionista y acreedor, sobre una facilidad de crédito de 300 millones de dólares (259 millones de euros) para mejorar la posición financiera de la empresa y respaldar sus operaciones durante el proceso de reestructuración.

A pesar de su entrada en concurso de acreedores, la multinacional ha indicado que las tiendas de Sears y Kmart, así como sus respectivas plataformas móviles, siguen abiertas y continúan ofreciendo sus productos y servicios a los clientes.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario