jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- Dicen que la fe mueve montañas y los demócratas creen que el testimonio de Michael Cohen podría alimentar la moción de censura, o impeachment del presidente Donald Trump, aunque ninguno se atreve a decir que hay pruebas o razones para hacerlo.

Cohen, el exabogado personal de mandatario, acusó a Trump de ser "racista", "estafador" y un "fraude", ante un Congreso dividido entre los ataques republicanos al letrado y el ímpetu de los demócratas en incriminar al inquilino principal de la Casa Blanca.

Te puede interesar

"Es un racista, es un estafador, es un fraude", aseguró Cohen al inicio de su testimonio en el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara Baja, televisado por todos los canales del país y en el que relató numerosas mentiras y crímenes que supuestamente cometió para proteger a Trump.

Cohen, quien el 6 de mayo ingresará en prisión para cumplir la condena de tres años que recibió en diciembre por su papel durante la campaña electoral de 2016, volvió a declarar ante el Congreso tras haberle mentido a un comité del máximo poder legislativo de la nación.

“Si mintió antes porqué vamos a creerle ahora”, preguntó Charlie Anderson, profesor de ciencias políticas de George Washington University.

Y aunque la pregunta del académico es precisa, la muy esperada audiencia ha terminado con alimentar el brío de quienes se oponen a Trump y aún no perdonan que el “mal humorado, descomedido y autoritario hombre haya logrado ser electo presidente” en unas controvertidas elecciones.

Por ejemplo, el congresista Elijah Cummings, que preside el comité especial del Congreso, citará a declarar a familiares y personas cercanas a Trump, según anticipó la agencia de noticias EFE.

“Todo lo que tenemos que hacer es prestar atención a los nombres y los documentos que se mencionaron durante la audiencia”, declaró el congresista a la prensa en Washington.

Si prestamos atención a los nombres que fueron mencionados durante la declaración de Cohen, notaríamos la presencia de miembros del círculo más cercano al Presidente, así como su hija Ivanka y su hijo Donald, además del jefe de finanzas de The Trump Organization, Allen Weisselberg, que ha trabajado por mucho tiempo para el magnate inmobiliario.

Sin embargo, la presidente de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, ha sido más cautelosa y ha pedido “ver cuáles son los hechos” para proceder o no.

Wikileaks

Entre otras cuestiones, Cohen afirmó que Trump conocía que uno de sus colaboradores estaba en contacto con WikiLeaks para la publicación de miles de correos del Partido Demócrata, que afectaron a la campaña de su rival en los comicios presidenciales de 2016, Hillary Clinton.

Trump "era un candidato presidencial que sabía que (su colaborador) Roger Stone estaba hablando con (el fundador de Wikileaks) Julian Assange acerca de una filtración de Wikileaks de los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata", apuntó.

Cohen alegó que, días antes de la convención demócrata de 2016, estaba en la oficina de Trump cuando su secretaria anunció que Roger Stone estaba al teléfono. "Trump puso a Stone en altavoz. Stone le dijo a Trump que acababa de hablar con Julian Assange".

En esa conversación, Assange comunicó a Stone que en un par de días filtraría correos que "perjudicarían la campaña de Hillary Clinton", a lo que Trump habría respondido: "¿No sería genial?".

Ese supuesto episodio, que Cohen relató bajo juramento en el Congreso, demostraría que Trump tuvo que ver con la filtración masiva de correos electrónicos y documentos, una situación que podría causar problemas al Presidente.

Sin embargo, los congresistas republicanos insistieron en desacreditar a Cohen, al que calificaron de "testigo falso", al recordar que el abogado ya mintió en su anterior comparecencia en el Congreso, en ese caso en el Senado.

"¡Eres un mentiroso patológico!", le llegó a gritar el republicano Paul Gosar, representante de Arizona.

Ante las críticas, Cohen trató de mostrarse ‘comprensivo’ y aseguró entender la postura de los legisladores.

"Yo hice lo mismo que están haciendo ustedes ahora durante diez años. Protegí al señor Trump durante diez años. Lo único que puedo hacer ahora es advertir a la gente", argumentó.

Trump contesta

La respuesta del Presidente no se hizo esperar, cuando saltó a la palestra y dijo que Cohen "mintió mucho" y dijo cosas "incorrectas" sobre él, pero aseguró que dijo la verdad al afirmar que su campaña electoral en 2016 no colaboró con el Gobierno de Rusia.

"Eso es incorrecto", dijo Trump al ser preguntado por la prensa, cuando existía entonces a la cumbre con el dictador norcoreano Kim Jong-un.

Él si es un "racista", "estafador" y un "fraude", y añadió que lo interesantes es que “no mintió sobre una cosa. Dijo que no hubo conspiración en el caso del fraude de (la presunta injerencia de) Rusia" en las elecciones de 2016.

Y se preguntó "por qué no mintió sobre eso también, como hizo sobre todo lo demás".

En el ínterin, todos ponen sus ojos ahora en el informe final del fiscal especial Robert Mueller, que según fuentes allegadas al equipo investigador podría ser divulgado en las próximas dos semanas.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas