BEVERLY HILLS.- La lluvia no impidió que centenares de manifestantes se reunieran hoy en Beverly Hills, California, para rechazar las políticas inmigratorias del presidente Donald Trump en medio de la primera visita del mandatario a Los Ángeles, donde busca recaudar fondos para su reelección.

La jornada de protestas en Los Ángeles comenzaron desde las cuatro de la tarde en el Parque Beverly Gardens, a una calle del famoso Rodeo Drive.

Trabajadores de hoteles, sindicalistas, defensores de los derechos de los indocumentados y jóvenes "soñadores" se unieron para gritar al unísono que "California no obedece a Trump".

"Si critica tanto a California, si no quiere a los inmigrantes, pues que no venga que aquí no lo queremos", dijo Cristina Hernández, trabajadora de un hotel que se unió a la manifestación.

Tras visitar ayer los ocho prototipos del muro en la frontera de San Diego con México, el mandatario aterrizó en la tarde en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, donde ningún funcionario local acudió a darle la bienvenida.

Lea también: Trump dice que hay "dos o tres" prototipos del muro que "realmente funcionan"

El presidente estuvo en la casa de Ed Glazer, propietario del equipo profesional de fútbol americano los Bucaneros de Tampa Bay, en el exclusivo barrio de Beverly Park. El acceso del público al sitio fue bloqueado por oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles.

María Elena Durazo, de la Federación del Trabajo del condado de Los Ángeles (AFLCIO), resaltó que aunque el mandatario quiera tratar de evadir las criticas y hacer oídos sordos a las protestas, finalmente tendrá que reconocer que el valor del país lo hace la gente trabajadora.

Lea también: Grupos alertan que propuesta migratoria de Trump "ataca valores" de EEUU

"Él se hizo millonario por el trabajo de muchos hispanos que trabajan en sus hoteles, de los inmigrantes del campo que le envían comida a su mesa; no vamos a ceder en nuestra lucha; él va a tener que entenderlo", resaltó Durazo.

Ron Gochez, director de Unión del Barrio, una de las organizaciones que convocó la manifestación, resaltó la presencia de anglosajones y otras minorías que se unieron a las voces de protesta de los hispanos.

"Este es el reflejo de la comunidad y el llamado es para todos, para que nos unamos y luchemos contra este gobierno. Esto aquí no puede parar", insistió Gochez.

La protesta se dio en forma pacífica y, aunque algunos seguidores del mandatario quisieron confrontar a los manifestantes, el enfrentamiento solo se dio verbalmente.

La entrada más económica al evento de recaudación costó 35.000 dólares. La televisora ABC reportó que algunos de los donantes habrían aportado hasta un cuarto de millón de dólares.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas