viernes 24  de  mayo 2024
POLÍTICA MIGRATORIA

Más de un millón de indocumentados podrían obtener estatus legal

La propuesta de Joe Biden, en medio de su campaña electoral, busca ejecutar un “parole in place” y favorecería a 1.1 millones de inmigrantes indocumentados

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

MIAMI. - Una propuesta del presidente Joe Biden, ideada en medio de su campaña por la reelección a la presidencia, busca otorgar estatus legal a inmigrantes indocumentados, casados con ciudadanos estadounidenses, lo que podría favorecer a más de un millón de personas que permanecen en el país de forma ilegal.

La propuesta busca emplear el mecanismo de “parole in place”, un recurso que permitiría a estos individuos acceder a permisos de trabajo y eventualmente el camino hacia la ciudadanía estadounidense.

The Wall Street Journal dio a conocer que la idea más popular dentro de la Administración es utilizar esta herramienta de inmigración similar al Parole Humanitario que han usado para admitir refugiados, y del que ya existe una versión más pequeña para cónyuges sin estatus legal de veteranos militares.

Si se aprueba la solicitud del permiso “Parole in Place”, la persona queda protegida de la deportación y también puede optar a la autorización de empleo.

Más de un millón favorecidos

Esta aprobación autoriza a la persona a permanecer en EEUU durante un tiempo determinado y recibe un documento I-94 como prueba de la libertad condicional y de una entrada legal.

Según estimaciones de la organización de defensa de la reforma de la inmigración (Fwd.us, por su sigla en inglés) existen aproximadamente 1,1 millones de inmigrantes indocumentados casados con ciudadanos estadounidenses que podrían beneficiarse de esta medida.

De concretarse esa iniciativa muchos de estos cónyuges inmediatamente son elegibles no sólo para permisos de trabajo sino también, potencialmente, para un camino hacia la ciudadanía al limpiar los escollos administrativos que actualmente les impiden recibir tarjetas de residencia.

La misma medida ya se aplica, aunque en una menor escala, a los cónyuges indocumentados de veteranos militares según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por su sigla en inglés)

Los republicanos han expresado su oposición a tales movimientos, considerándolos una afrenta a la ley de inmigración. Para algunos voceros la administración de Joe Biden una vez más estaría violando la norma.

Biden enfrenta presiones

La posibilidad de que Biden concrete una medida tan significativa antes de las elecciones es vista como una oportunidad para marcar una diferencia similar al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) de la administración Obama, el cual otorgó permisos de trabajo y protección contra la deportación a más de 800.000 jóvenes inmigrantes indocumentados conocidos como Dreamers.

Maria Praeli, subdirectora de Relaciones Gubernamentales de la FWD.us, una organización de defensa de la reforma de la inmigración y la justicia penal con sede en Washington, dijo que la Administración de Joe Biden tiene el poder, la autoridad y la capacidad de ayudar a millones de personas en este momento. "No deberíamos tener que esperar más”. Añadió que las posibles acciones afirmativas son fundamentales y ofrecerían alivio a los indocumentados de largo plazo, “muchos de los cuales construyeron sus vidas en EEUU desde hace décadas”

Sin anuncio oficial

Hasta el momento no se ha dado un anuncio oficial, sin embargo, los funcionarios consultados indicaron que han discutido hacerlo antes de las elecciones. Un portavoz de la Casa Blanca explicó que la Administración seguía comprometida con garantizar que aquellos que son elegibles para recibir ayuda puedan recibirla rápidamente y a construir un sistema de inmigración que califican sería más justo y más humano.

FUENTE: The Wall Street Journal/ Infobae/ La Nación /Diario las Américas

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar