MIAMI.- Una juez federal determinó que en el Centro de Tratamiento Shiloh, ubicado en Texas, funcionarios federales estadounidenses han estado dando medicamentos psicotrópicos a menores migrantes sin el consentimiento de sus padres o tutores, en violación de las leyes estatales sobre bienestar infantil.

En Los Ángeles, la juez federal de distrito Dolly Gee ordenó a la administración Trump obtener consentimiento u orden judicial antes de dar alguna medicina psicotrópica a los menores migrantes, excepto en caso de emergencias extremas. Gee ordenó asimismo que el Gobierno saque a todos los menores del recinto texano, el Centro de Tratamiento Residencial Shiloh de Manvel, excepto en el caso de los menores a quienes un profesional con licencia determine presenten “riesgo de daños” a sí mismos u otras personas, según publica el diario El Paso de México.

Empleados del Shiloh admitieron haber aprobado en lugar de algún padre, pariente o tutor los fármacos, de acuerdo con el fallo de Gee. Según el reporte publicado, funcionarios gubernamentales defendieron la práctica, señalando haber proporcionado los medicamente únicamente “basándose en emergencias” cuando se volvieron peligrosos los “síntomas extremadamente psiquiátricos” de un menor.

La juez no aceptó dicha explicación, mencionando testimonios de niños que dijeron que se les daban pastillas “todas las mañanas y todas las noches”. Los empleados no pudieron haberles administrado a los menores medicinas a diario por emergencias, escribió Gee.

En documentos procesales, los menores atestiguaron que en ocasiones el personal de la Oficina para Reubicación de Refugiados no les decía qué medicamentos les estaban dando ni la razón. Recordaron sentir efectos secundarios como náuseas, mareos, depresión y aumento de peso. Varios reportaron que se les inyectaron fármacos a la fuerza, mientras que otros dijeron haber creído que rechazar las medicinas hubiera provocado que los detuvieran por más tiempo.

El Centro de Tratamiento Residencial Shiloh, determinó la juez, violó el acuerdo que hace largo tiempo impuso estándares estrictos en la detención de menores inmigrantes, incluyendo los que cruzaron sin compañía la frontera y los que fueron separados de sus padres.

La parte demandante a nombre de los menores inmigrantes mostró que Shiloh violó dicho estándar en parte debido a tratarse de un centro de acceso cerrado con vigilancia y monitoreo las 24 horas del día y que incurre en prácticas que “no necesariamente son para la protección de los menores o de otras personas”, escribió la juez. Shiloh es uno de los numerosos albergues que la Oficina para Reubicación de Refugiados contrató a fin de resguardar a los menores inmigrantes.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas