NUEVA YORK.- Los negocios de la ciudad de Nueva York que traten de reabrir sus puertas antes de que sean levantadas las restricciones por el coronavirus enfrentarán multas de al menos 1.000 dólares, advirtió el jueves el alcalde Bill de Blasio.

“No, los negocios no pueden crear sus propias reglas y apresurarse a abrir”, dijo de Blasio en su encuentro diario con la prensa sobre la pandemia.

Te puede interesar

La ciudad de Nueva York es la única jurisdicción en el estado que no ha satisfecho las directrices del gobernador Andrew Cuomo para la primera fase del proceso de reapertura, de cuatro etapas, entre ellas la de tener suficientes rastreos de contacto para monitorear qué tan expuestas han estado las personas al virus. De Blasio dijo esperar que en las primeras semanas de junio la ciudad ingrese a la primera fase, que incluye las ramas de la construcción, la manufactura y el sector minorista, aunque limitado a la recolección frente a la tienda de los artículos comprados.

Algunos comerciantes, incluso el dueño de un salón de bronceado en Staten Island, han dicho que planean reabrir esta semana. De Blasio advirtió que los negocios que reabran sus puertas antes de ser autorizados recibirán órdenes de cerrar y que, si ignoran esas órdenes, serán multados.

“No voy a tolerar que personas decidan que pueden crear sus reglas y hacer algo que los demás no pueden hacer”, dijo el alcalde.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas