MIAMI.- Una nueva estrategia para enfrentar una posible ola de COVID fue anunciada por la Casa Blanca, sin tener que promulgar los impopulares cierres de negocios o escuelas.

El programa preventivo comienza con la ampliación de la campaña de vacunación, nuevas reglas sobre viajes internacionales y pruebas de COVID en casa que deberán ser pagadas por compañías de seguro.

Te puede interesar

"No implica cierres o encierros, sino vacunaciones generalizadas, refuerzos, pruebas y mucho más", señaló el presidente Joe Biden.

El mandatario anticipó un probable aumento de casos en las próximas semanas, a medida que la temperatura se vuelva más fría en gran parte del país y la gente comienza a reunirse más en lugares cerrados.

Biden reconoció que la orden federal de vacunar a empleados de grandes empresas privadas “está actualmente paralizado en los tribunales”, lo que le obliga a tomar medidas paralelas para reforzar su estrategia de invierno.

También lamentó la politización de las medidas anticovid recomendadas por expertos en salud pública, que asuntos como el uso de mascarillas y la vacunación “se hayan convertido en objeto de desagradables divisiones”.

"El nuevo plan que anuncio no da golpes en vano y es un plan que debe unirnos”, subrayó durante su alocución en el National Institutes of Health, en Maryland.

Este nuevo plan se produce precisamente cuando los primeros casos de la nueva variante ómicron se producen en el país y países de medio mundo comienzan a imponer restricciones a los viajes y la actividad social.

Viajes

Biden anunció nuevas medidas para quienes entren al país, como prueba negativa de COVID dentro de 24 horas en vez de 72 horas.

Asimismo, cualquier ciudadano del exterior que quiera viajar a Estados Unidos debe estar completamente vacunado.

Además, la Casa Blanca anunció que renovará el mandato de usar mascarillas en viajes nacionales e internacionales, que fue establecido durante la presidencia de Donald Trump y reanudado más tarde.

Vacunación

Todo parece indicar que la apuesta mayor está hecha a la vacunación. El uso de mascarillas prevalece porque aún faltan 43 millones de personas por vacunar, mientras otros 100 millones no han recibido la dosis de refuerzo.

Una buena parte del plan de Biden aboga por aumentar la disponibilidad de la información y la inmunización, en asociación con varios organismos federales, estatales y municipales, así como organizaciones comunitarias.

Por otra parte, exhortar a padres a vacunar a sus hijos menores es una prioridad.

"Vacunar a nuestros niños los protege, mantiene las escuelas abiertas y protege a todos los que los rodean", subrayó la Casa Blanca en un comunicado.

Pruebas

La disponibilidad de las pruebas de COVID es otro factor a tener en cuenta, sobre todo en zonas menos pobladas.

De esta manera, Bide plantea “exigir” a las aseguradoras de Salud correr con el coste de las pruebas en el hogar.

Además, centros comunitarios y clínicas rurales ofrecerán pruebas gratuitas en el hogar, duplicando el compromiso de septiembre de ofrecer 25 millones de pruebas a 50 millones de pruebas.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.29%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.79%
65388 votos

Las Más Leídas