Embed

MIAMI.- Aún Luis Miguel Rivero no sabe si podrá estar junto a su hija en esta Navidad. Hace dos meses un trágico accidente cobró la vida de la madre de su hija y otras tres personas que iban en un auto por la Carretera Central de Cuba. Solo sobrevivió la pequeña Keila Mía Rivero, en un hecho que demuestra que la vida puede cambiar en segundos.

Te puede interesar

El pasado 4 de octubre la pequeña Keila cumplió dos años y, de cierto modo, volvió a nacer. Poco antes de las 6 de la mañana, el auto en el que iba junto a su madre y otro familiares desde La Habana hasta Camagüey impactó contra un camión a la altura de Jatibonico, Sancti Spíritus. Todos, menos la niña, perdieron la vida.

Keila Mía Rivero fue trasladada en estado crítico al hospital pediátrico José Martí de la ciudad de Sancti Spíritus, donde estuvo en coma y fue intervenida en varias ocasiones debido a los traumas que sufrió.

Cargada de emoción, Laura Mineto, que trabaja en América Tevé, contó a DIARIO LAS AMÉRICAS cómo supo de esta triste historia que guarda en la niña Keila un rayo de esperanza.

“Estaba trabajando en el assignment desk y llama Carla González, amiga del padre de la niña, para contarme de la historia y saber cómo se le podía brindar ayuda”, explicó.

El padre de Keila, que reside en Estados Unidos hace tres años y trabaja como chofer de camión en Houston, se enteró del accidente cuando estaba en la carretera. Al principio le dijeron que la niña había muerto. Poco después todo se aclaró y supo que se encontraba en estado grave. Rivero y su actual esposa “sacaron los ahorros, usaron las tarjetas de crédito y se fueron para Cuba”, contó Mineto, que tras saber de la historia se puso en contacto con Yisell Diez, la esposa del padre de la niña.

“Finalmente, cuando me logro comunicar con Yisell, que estaba en el hospital en Cuba con la niña, me contó que acababa de pasar una crisis con Keila, que comenzó a drenar sangre por uno de los tubos de drenaje. Ella llama a la enfermera y enseguida llegaron varios doctores a ver a la niña, porque sabían que se debatía entre la vida y la muerte. Los doctores estaban evaluando cómo hacer lo máximo con lo mínimo”, agregó Mineto.

Como detalló Laura, la pequeña Keila “quedó debajo del asiento del conductor y la sacaron porque estaba llorando. La niña llegó consciente al hospital. Es una guerrera. Yo decía ‘quién le va a poner voz a esta historia’, y no se me hacía justo dejarlos a la merced de lo que pudiera pasar”.

Sin conocer a los afectados, Mineto compró un pasaje para Cuba y llegó hasta el hospital donde estaba ingresada la niña, en Sancti Spíritus. “Me conmovió la historia y me aventuré a ir a Cuba. Yo no había regresado a Cuba desde que tenía 14 años”, dijo Mineto, presentadora en el programa Tardes con Fusté, de America Tevé.

Según dijo Luis Miguel en una entrevista a Laura en Cuba, “no quisiera que nadie pasara por eso porque es algo bien duro. Es mi única hija y es algo duro. A la mamá, antes de salir de Cuba, lo primero que le dije fue ‘ten cuidado con la niña, no manejes para la carretera’. Cuando me dieron la noticia lo único que le dije a mi esposa era ‘te lo dije, que esto iba a pasar’. Nosotros estamos preparados para ver crecer a los hijos, no para verlos así en esta situación”.

“Luis Miguel perdió su carro porque no pudo pagarlo más y han estado al borde de que los saquen del apartamento. Están en una situación de necesidad porque se mantienen enviando ayuda y medicinas para la niña en Cuba, además de los viajes”, explicó Laura.

Ahora, Luis Miguel, su esposa Yisell y la hija de esta, se encuentran en una delicada situación económica y además a la espera de que la niña se recupere y pueda viajar a los Estados Unidos, donde requerirá cuidados especiales.

“La única familia cercana que le queda a Keila son su papá y Yisell, que honestamente no he visto una mujer más abnegada a una causa. Lo que les hace falta son lo medios para no perder la casa donde viven, para poder seguir comprando los medicamentos. Solo tenían un carro y ahora se quedaron sin transporte. Son tres en la casa y tienen que traer a Keila, aproximadamente en tres semanas, que es cuando los doctores lo van a permitir”, enfatizó.

A través de la página de GoFundMe quienes deseen ayudar a esta familia pueden hacer donaciones.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.86%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.45%
23356 votos

Las Más Leídas