WASHINGTON - Un nuevo medicamento para el COVID-19 en píldoras podría estar bastante cerca de los anaqueles estadounidenses. Expertos advierten que no sería una sustitución para las vacunas, pero sí un gran avance para combatir el virus tempranamente y evitar hospitalizaciones.

Según una publicación original del portal de NBC News, un régimen a corto plazo de píldoras diarias que pueden combatir el COVID-19 temprano después del diagnóstico y, posiblemente, prevenir el desarrollo de síntomas después de la exposición.

Te puede interesar

Esta es la apuesta de Merck & Co. y Ridgeback Biotherapeutics con el molnupiravir, un antiviral que está en ensayos de su fase 3 y que próximamente podría solicitar a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) su uso de emergencia.

¿Cuál es su potencial?

“Los antivirales orales no solo tienen el potencial de reducir la duración del COVID-19, sino también de limitar la transmisión a las personas en el hogar si estás enfermo“, dijo Timothy Sheahan, virólogo de la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill, quien ha ayudado a promover estas investigaciones.

Los antivirales ya son tratamientos esenciales para otras infecciones virales, incluidas la hepatitis C y el VIH. Una de las más conocidas es Tamiflu, la píldora ampliamente recetada que puede acortar la duración de la gripe y reducir el riesgo de hospitalización si se administra rápidamente.

Hasta ahora, solo un medicamento antiviral, remdesivir, ha sido aprobado para tratar el coronavirus. Pero se administra por vía intravenosa a pacientes lo suficientemente enfermos como para ser hospitalizados, y no está destinado a un uso temprano y generalizado.

¿Qué hace?

Se han realizado ensayos clínicos, incluido uno inicial de 202 participantes la primavera pasada que mostró que el molnupiravir reducía rápidamente los niveles de virus infecciosos.

“Creo que tendremos respuestas sobre lo que estas píldoras son capaces de hacer en los próximos meses“, dijo Carl Dieffenbach, director de la División de SIDA del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Si los resultados son positivos y se otorga el uso de emergencia para el producto, dijo Dieffenbach, “la distribución podría comenzar rápidamente“.

Eso significaría que millones de estadounidenses pronto podrían tener acceso a un medicamento de consumo diario por vía oral, idealmente una sola pastilla, que podría tomarse durante cinco a 10 días apenas se confirma la infección por COVID-19.

No sustituyen a la vacuna

“Las píldoras antivirales no sustituyen a la vacunación. Serían otra herramienta para luchar contra el COVID-19″, añadió Daniel Griffin, experto en inmunología y enfermedades infecciosas de la Universidad de Columbia.

Ejecutivos de Merck predijeron que la compañía podría producir más de 10 millones de cursos de terapia para fin de año.

“Podrías dárselo a todos en un hogar, a todos en una escuela. Entonces, ahí sí estaríamos hablando tal vez de un regreso a la vida normal” culminó Elizabeth Duke, investigadora asociada de Fred Hutch que supervisa el ensayo de molnupiravir.

FUENTE: Con información de NBC News

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.98%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.38%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.64%
53117 votos

Las Más Leídas