TEL AVIV.- Las autoridades israelíes instalaron las primeras señales de tráfico indicando la ubicación de la nueva embajada estadounidense en Jerusalén, una semana antes de su traslado desde Tel Aviv tras una controvertida decisión del presidente estadounidense, Donald Trump.

Trump anunció en diciembre la medida cuando declaró Jerusalén capital de Israel, un paso muy criticado internacionalmente y por la Asamblea General de la ONU. También indignó a los palestinos, que reivindican la zona oriental de la ciudad como capital de su futuro Estado. Israel, sin embargo, aplaudió la decisión como un reconocimiento de Trump de los derechos y reivindicaciones de Israel y el pueblo judío.

El alcalde de la ciudad, Nir Barkat, colgó hoy la primera señal de tráfico que indica el lugar del complejo de la legación diplomática que espera abra sus puertas el próximo lunes 14 de mayo, coincidiendo con el 70 aniversario de la fundación del Estado de Israel.

"Esto no es un sueño, es realidad", dijo en un comunicado. "Jerusalén es la capital eterna del pueblo judío y el mundo está empezando a reconocer este hecho", dijo al tiempo que agradeció a Trump haber hecho posible este "momento histórico".

La cúpula palestina, sin embargo, hizo hoy un llamamiento al boicot de la ceremonia de inauguración de la embajada.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, criticó duramente los planes de apertura: "Con el reconocimiento de Jerusalén como capital de Isarel y el traslado de la embajada allí, el Gobierno de Trump viola sus obligaciones con el derecho internacional", señaló.

"Pedimos a todos los organismos diplomáticos, organizaciones de la sociedad civil y autoridades religiosas que boicoteen la ceremonia de inauguración. Ese acto, dijo, no es sólo ilegal sino que frustra la consecución "de una paz justa y duradera" entre Israel y un Estado palestino, añadió.

Esa inauguración será sin embargo sólo un primer paso para el traslado completo. Según un funcionario del Departamento de Estado norteamericano, el edificio que se encuentra en el barrio de Arnona y que actualmente funciona como parte del consulado, será la sede provisional de la embajada. Allí habrá espacio para las oficinas del embajador estadounidense y una pequeña parte del personal.

Mientras, se está planeando construir un nuevo espacio de oficinas y estudiando la localización permanente de la embajada, señaló el funcionario.

Israel considera Jerusalén como su capital "eterna e indivisible" pero los palestinos reclaman la parte oriental, ocupada por las tropas israelíes desde la guerra de 1967, como capital de un futuro Estado.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas