lunes 4  de  marzo 2024
Gobierno de Trump

Qué dicen las tres mujeres que acusan a Brett Kavanaugh por abuso sexual

La nominación de Brett Kavanaugh a ocupar el cargo vacante del Tribunal Supremo de EEUU ha estado envuelta en un escándalo de abuso sexual que ya incluye a tres supuestas víctimas

La oposición demócrata y la aparición de nuevas acusaciones de abusos aumentaron la presión sobre Brett Kavanaugh, el nominado para el Tribunal Supremo del presidente, Donald Trump, un día antes de que una de sus supuestas víctimas testifique ante el Senado.

La primera en hablar fue Christine Blasey Ford, luego Deborah Martínez y este miércoles se conoció el testimonio de Julie Swetnick. Hasta este miércoles la posición de Kavanaugh había sido la de negar absolutamente todo de lo que se le acusaban, pero con un nuevo testimonio, el candidato de Trump al Tribunal Supremo admitió que en su adolescencia bebía mucho alcohol, aunque rechazó las acusaciones de abuso sexual.

Qué dice Christine Blasey Ford

La primera mujer que acusó a Brett Kavanaugh de acoso sexual se llama Christine Blasey Ford y deberá testificar la próxima semana ante el Senado de los Estados Unidos, como paso previo para determinar el curso de la confirmación o no del candidato de Donald Trump al cargo de juez para el Tribunal Supremo.

Ford acusó a Kavanaugh de agredirla sexualmente en una fiesta mientras cursaban la escuela secundaria a principios de la década de 1980, lo que en un principio fue negado por Kavanaugh rotundamente.

Una mujer llamada Leland Keyser, quien aparentemente fue identificada por Ford como una de las cinco personas presentes en dicha fiesta, indicó al comité senatorial "no conocer al señor Kavanaugh" y no recordar "haber estado alguna vez" en un encuentro con él, con o sin la presencia de la presunta víctima.

Asimismo, según el diario The New York Time el diario aludiendo fuentes conocedoras del proceso, otros dos hombres que presuntamente estuvieron en la fiesta, Mark Judge y Patrick Smyth, también han asegurado al comité no recordar nada al respecto.

Qué dice Deborah Ramírez

Una segunda mujer se conoció días más tarde. Se trata de Deborah Ramírez, quien afirma que Kavanaugh le puso el pene en la cara durante una fiesta cuando eran estudiantes de primer año en la Universidad de Yale.

La diferencia de esta acusación con la hecha por Ford es la cantidad de detalles de ofrece y que al menos otro estudiante corrobora lo dicho por la entonces estudiante universitaria.

Ramirez relató que estuvo en una fiesta en el área de dormitorios de la Universidad de Yale, específicamente en una suite del Lawrence Hall, una zona de ese centro de estudios conocida como el Old Campus. Allí se encontraban Kavanaugh y otros estudiantes durante el año escolar 1983-84.

"Estábamos sentados en un círculo", dijo Ramirez a The New Yorker al relatar en qué consistía el juego que tenía como objetivo emborracharse.

"La gente elegiría quién bebía". También recuerda que fue elegida repetidas veces y que rápidamente se emborrachó.

"En un momento dado un estudiante masculino señaló con un pene de plástico en su dirección. Más tarde, estaba en el piso, con la mente nublada y arrastrando las palabras, mientras ese estudiante y otro estaban cerca. (Ramírez identificó a los dos espectadores masculinos, pero, a petición suya, The New Yorker no los nombra).

Es entonces, según la descripción dada por Ramirez a la publicación, que un tercer alumno se desnudó frente a ella.

"Recuerdo que un pene estaba frente a mi cara", dijo. "Sabía que eso no era lo que quería, incluso en ese estado". También recuerda que comentó: "Eso no es un pene real", y los otros estudiantes se rieron de su confusión y la animaron a "besarlo". Ella dijo que empujó a la persona.

Esa persona, asegura, era Brett Kavanaugh.

"Estaba avergonzada y apenada y humillada", dijo a The New Yorker para luego agregar que Kavanaugh estaba parado riéndose frente a ella.

Qué dice Julie Swetnick

Una tercera acusación se conoció este miércoles. Se trata de Julie Swetnick quien afirmó en una declaración jurada publicada por su abogado que el magistrado estaba presente cuando varios jóvenes la violaban y que el ahora juez participó en violación grupal durante una fiesta.

"Aproximadamente en 1982, fui víctima de una de estas violaciones en grupo, o 'trenes', en la que Mark Judge (amigo del juez) y Brett Kavanaugh estaban presentes", dice la acusadora, Julie Swetnick, quien no obstante evitó pronunciarse sobre si alguno de los dos participó directamente en la agresión.

Swetnick también relató que los dos amigos se encontraban entre grupos de chicos que emborrachaban a chicas para violarlas posteriormente, formando filas en las que esperaban su turno con las víctimas.

"Fui testigo de como Mark Judge, Brett Kavanaugh y otros provocaban que las chicas se emborracharan para que así estuvieran desorientadas, de manera que pudieran violarlas en grupo", sostiene Swetnick, quien fechó entre 1981 y 1983 los hechos narrados.

Kavanaugh admite que a veces bebió demasiado de joven

El magistrado Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Donald Trump para convertirse en juez del Tribunal Supremo, reconoció hoy que "a veces" bebía "demasiadas" cervezas cuando era estudiante, pero negó rotundamente haber cometido abusos sexuales.

"Bebía cervezas con amigos durante los fines de semanas. A veces demasiadas. En retrospectiva, dije e hice cosas en la secundaria que hacen avergonzarme ahora", afirmó Kavanaugh en su testimonio preparado para ser leído ante el comité judicial del Senado mañana jueves, y donde también comparecerá Christine Blasey Ford, quien le ha acusado de abuso sexual cuando ambos eran adolescentes.

"Nunca hice nada que se le pareciese ni remotamente a lo que la doctora Ford describe", agregó Kavanaugh, quien rechazo de nuevo estas acusaciones como "puras y simples calumnias de última hora", en su testimonio, que fue adelantado hoy por el propio comité judicial.

FUENTE: AGENCIAS

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar