jueves 1  de  diciembre 2022
INVESTIGACIÓN

Republicanos presionan con pesquisa de Hunter Biden

En la Casa Blanca, la oficina del asesor legal añadió personal y fortaleció sus gestiones de comunicación preparándose para las investigaciones a Biden

19 de noviembre de 2022 - 18:04

WASHINGTON — Los republicanos reiteraron esta semana sus intenciones de utilizar su poder el año próximo para investigar al gobierno de Joe Biden y, en particular, al hijo del presidente por presuntos actos de corrupción al obtener millonarios contratos al amparo del alto cargo que ocupa su padre.

El representante James Comer, futuro presidente del Comité de Supervisión en la Cámara de Representantes acusó a Biden de ser "presidente de la junta directiva" de los negocios de su familia, al tiempo que aseveró que la "Casa Blanca gastó más de 250.000 dólares para desviar las historias negativas sobre Hunter".

Pero los resultados de las elecciones intermedias han envalentonado a una Casa Blanca que se había preparado para este momento, las investigaciones a Hunter Biden y la posible participación de su padre en los vínculos comerciales, de acuerdo con la denuncia de los republicanos desde hace mucho tiempo, pero que el gobierno de Biden ha hecho caso omiso.

Los republicanos consiguieron márgenes menores que lo que esperaban y los colaboradores del presidente y otros demócratas piensan que los votantes "castigaron" a sus rivales por defender supuestas teorías de conspiración y lo que los demócratas consideran "mentiras" del expresidente Donald Trump sobre la elección presidencial del 2020, a quien la administración Biden ha abierto una doble investigación tras el anuncio hecho por Trump de postularse a la contienda electoral a la Casa Blanca.

Los demócratas retuvieron el control del Senado, mientras los republicanos la Cámara de Representantes.

“Si usted mira lo sucedido, ganamos escaños en Nueva York, Nueva Jersey y California”, dijo Mike DuHaime, un estratega republicano y ejecutivo de relaciones públicas. “Esos no fueron votantes acudiendo a las urnas porque querían que se investigase a Hunter Biden — para nada. Ellos acudieron a las urnas porque están molestos por la inflación. Están molestos por los precios de la gasolina. Están molestos por lo que está sucediendo con la guerra en Ucrania”.

Los representantes republicanos anunciaron en su primera conferencia de prensa para presentar evidencias sobre la presunta corrupción de Hunter Biden. Denunciaron al Departamento de Justicia, una agencia de ley politizada y un importante caso de corrupción ignorado por los demócratas y la prensa.

Casa Blanca contrata más personal

Dentro de la Casa Blanca, la oficina del asesor legal añadió personal hace meses y fortaleció sus gestiones de comunicación. Los miembros del personal han estado estudiando y preparándose para las investigaciones. Han trabajado para enfrentar las investigaciones. Pero cualquier cosa que la Cámara de Representantes solicite de Hunter Biden, que no trabaja para la Casa Blanca, provendrá de sus abogados, que han declinado responder a las acusaciones.

"Se trata de una investigación sobre Joe Biden, el presidente de los Estados Unidos, y sobre por qué mintió al pueblo estadounidense sobre su conocimiento y participación en los planes de negocios internacionales de su familia. Creo que hemos presentado las pruebas de porqué creemos que es importante, y vamos a seguir adelante con ello", afirmó Comer.

Además de las investigaciones a la familia Biden, otras de las prioridades del Partido Republicano, incluyen la seguridad fronteriza debido a la crisis que enfrenta el país, los derechos de los padres, los principales recortes del IRS, la caótica retirada de Afganistán, y los miles de millones de dólares en gastos de COVID que, según aseguran, fueron robados o gastados frívolamente.

De acuerdo con el representante Comer, Biden habría mentido cuando afirmó en 2019, previo a las elecciones presidenciales, que no sabía nada de las actividades de sus familiares, por esa razón está incluido en la investigación. Señaló que le gustaría que los miembros de la familia Biden testificaran ante la Cámara Representantes cuando sean llamados.

El legislador indicó que el principal objetivo de la investigación en este momento es acceder a los registros bancarios.

"Como parte de nuestra investigación, tenemos pruebas de que las finanzas, las tarjetas de crédito y las cuentas bancarias de Hunter y Joe Biden estaban mezcladas, si no compartidas", acotó Comer.

Reveló que las investigaciones realizadas indican que en algunas cuentas los bancos emitieron banderas rojas a los propietarios, indicando se trataría de una actividad sospechosa o ilegal.

Los republicanos afirmaron haber solicitado en reiteradas ocasiones al Departamento del Tesoro que Biden entregue documentos financieros adicionales para la investigación, pero el Tesoro, que dirige Janet Yellen, se ha negado, algo que aseguran despierta preocupación de que el presidente esté ejerciendo su influencia no solo para permitir que sus familiares se beneficien de su posición, sino para protegerlos del escrutinio sobre sus relaciones financieras y a personas que estarían conectados en esa presunta red.

Según los republicanos, el hecho que el presidente Biden conozca o tenga participación en esos negocios, lo hacen susceptible de influencia, chantaje o extorsión por parte de entidades extranjeras, incluido el Partido Comunista chino, con lo que según su juicio, estarían "exponiendo al país a riesgos nacionales que podrían ser utilizados por sus enemigos”.

Investigación más profunda

“Hay muchas preguntas que necesitan respuesta. Solo queremos saber la verdad. Pensamos hacerlo con agresividad, pero de forma conforme a la Constitución”, dijo el legislador Jim Jordan, republicano de Ohio que dirigirá el Comité Judicial.

Entre tanto, Comer afirmó que hay “preguntas preocupantes” sobre los negocios del hijo de Joe Biden, Hunter, y uno de los hermanos del presidente, James Biden, que requieren una investigación más profunda.

Entre las evidencias que poseen esta la laptop de Hunter Biden, olvidado en un centro de reparación en Delaware, que contiene abundante información privado sobre su vida y sus negocios que habría logrado al amparo del cargo que ejercía su padre durante la administración demócrata de Barack Obama, cuando era el vicepresidente.

El ordenador obtendría información que la familia Biden usó durante una década el cargo del ahora mandatario para enriquecerse gracias a ese vínculo y a las promesas de lo que una futura Administración en manos del demócrata podía hacer en favor de esos potenciales socios.

Los republicanos están avanzado en la investigación para que cuando recuperen el poder de la Cámara Baja en enero también prevén investigar las "acciones politizadas del FBI", entre las que mencionan el allanamiento a la residencia del expresidente Trump.

Otro elemento de investigación es el trato con guantes de seda al hijo del presidente Biden. El Comité Judicial de la Cámara de Representantes reveló a inicios de noviembre que Hunter Biden, ha recibido un "trato preferencial" por parte de las fuerzas del orden federales, que "parecen haberse hecho de la vista gorda ante las potenciales amenazas para la seguridad nacional que suponen sus negocios con ciudadanos chinos, rusos y otros extranjeros", según un informe.

Los impuestos y el trabajo comercial en el extranjero de Hunter Biden ya están bajo investigación federal, con un gran jurado en Delaware escuchando testimonios en los últimos meses. Si bien nunca ocupó un cargo en la campaña presidencial ni en la Casa Blanca, su participación en el directorio de una compañía energética ucraniana y sus esfuerzos por lograr acuerdos en China han generado dudas durante mucho tiempo sobre si se benefició del rol en el servicio público de su padre.

Respuesta de la Casa Blanca

“El presidente Biden no permitirá que estos ataques políticos lo distraigan de centrarse en las prioridades de los estadounidenses, y esperamos que los republicanos del Congreso se unan a nosotros para abordarlos en lugar de perder tiempo y recursos en una ‘venganza política’”, dijo Ian Sams, portavoz de la oficina legal de la Casa Blanca.

“La única forma en que se puede responsabilizar a las personas y, con suerte, detener este tipo de comportamiento es presentárselo al país”, dijo Jordan. Tanto Jordan como Comer enfatizaron que no planean investigar la vida personal de Hunter Biden.

La Casa Blanca se ha estado preparando durante meses para posibles investigaciones contra la familia de Biden, aunque los comentarios sobre cualquier cosa relacionada específicamente con Hunter Biden provendrían de sus abogados, quienes no respondieron de inmediato a una solicitud de declaraciones.

Por primera vez, desde que el presidente Biden esta en la Casa Blanca, parece tomar fuerza las investigaciones contra Hunter Biden y su familia.

FUENTE: Con información de AFP y AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

DESCARGÁ LA APP

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar