PANAMÁ.- El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) dijo hoy que se desconoce qué hará EEUU con más de 400 niños cuyos padres migrantes ilegales fueron deportados, y exigió que esa situación sea resuelta "guiándose por el interés superior" de los menores.

En una declaración enviada a Efe, el director de Cejil para el Caribe, Zona Andina y Norteamérica, Francisco Quintana, dijo que "aún falta determinar qué se hará con los más de 400 niños que fueron separados de sus familiares que fueron regresados a sus países de origen", en el marco de la política "tolerancia cero" de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump.

"Se desconoce la ruta que Estados Unidos tomará con estos niños. Es imperativo que el Estado resuelva esta situación inmediatamente, guiándose por el interés superior del niño/a", indicó Quintana.

La Administración de Trump inició en abril pasado las polémicas medidas de "tolerancia cero" contra la inmigración y separó a cerca de 3.000 menores de sus padres, aunque esta política fue finalmente suspendida a mediados de junio por las enormes críticas recibidas.

Tras una orden judicial, el Gobierno hizo el esfuerzo de devolver con sus padres o apoderados a 1.820 niños inmigrantes con edades de entre 5 y 18 años en un plazo que venció el pasado 26 de julio, según reconoció un día después en una corte de San Diego, California, el magistrado Dana Sabraw.

En esa sesión judicial del pasado viernes, los abogados del Departamento de Justicia informaron que todavía 650 menores no son elegibles para ser entregados a sus padres, entre los que figuran 431 niños de progenitores que fueron deportados y algunas decenas que no han logrado ser contactados tras quedar liberados de la custodia de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

"La situación de la niñez migrante continúa siendo sumamente preocupante. La separación de niños/as migrantes de sus padres y madres, evidenciada a través de imágenes durísimas, grabaciones y testimonios, ha sido horrorizante y denigrante para la imagen de Estados Unidos", dijo este lunes a Efe el director regional del Cejil, un organismo fundado en 1991.

Entre los niños migrantes separados hay nacionales de Guatemala, Honduras y El Salvador, los países del llamado Triángulo Norte Centroamericano, al que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, culpó de ser el causante de una nueva crisis migratoria en su país.

"Les dije a los presidentes que esto tiene que terminarse. Esto amenaza la seguridad de EE.UU", declaró Pence el pasado 28 de junio tras una reunión en Guatemala con los mandatarios de ese país, Jimmy Morales; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y de Honduras, Juan Orlando Hernández.

De acuerdo con datos oficiales a los que ha tenido acceso Efe, de los 465 niños que la Cancillería de Guatemala estima que fueron separados en la frontera de Estados Unidos por las políticas de migración de Trump solo han sido reunificados con sus familias unos 15.

"La cantidad varía, el miércoles (próximo) tendremos ya la recopilación de todos los datos. Los consulados están trabajando en eso y lo están sacando, porque esos 465 fue un dato preliminar", dijo el sábado pasado una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores guatemalteco.

En el caso de El Salvador, solo ha sido reunificado con sus familias 52 niños de los 145 que fueron separados de sus padres por la política de "tolerancia cero", informó el sábado pasado a Efe una fuente de la Cancillería de ese país.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas