EUROPA PRESS.- El fabricante japonés de vehículos Toyota ha anunciado que ampliará en más de 600.000 unidades (exactamente 601.300 vehículos) la campaña de revisión en Estados Unidos vinculada con los fallos detectados en los airbags del proveedor Takata.

Según un comunicado de la empresa, esta decisión se fundamenta en la información presentada recientemente por Takata a la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés).

El proveedor japonés de los airbags de Toyota y de varios fabricantes de automóviles comunicó al organismo estadounidense que se podría ver obligado a ampliar la campaña de revisión que está implementando en relación con los defectos detectados en dichos componentes.

De esta forma, Toyota señaló que los vehículos afectados por esta nueva campaña de revisión montan airbags de Takata. La empresa indicó que los airbags del asiento del conductor pueden contar con un inflador desgastado después de haber sido expuesto a situaciones prolongadas de humedad o de altas temperaturas, lo que puede provocar que se fraccione en el momento en el que tenga que actuar.

Esta nueva llamada a revisión del fabricante japonés de automóviles afecta al Scion xB, de entre 2008 y 2013, a los Toyota Corolla, Corolla Matrix, Yaris, 4Runner y Sienna, de entre 2008 y 2013 (en función del modelo) y a los Lexus IS 250/350, IS 250C/350C, IS-F, ES 350 y GX 460, de entre 2008 y 2013 (según la versión).

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Ha visto afectado su presupuesto por el aumento de la gasolina en el sur de Florida?

Las Más Leídas