WASHINGTON.- El presidente Donald Trump anunció este jueves que internará en campos de detención en la frontera a los miembros de las caravanas de migrantes centroamericanos que lleguen a la frontera con Estados Unidos y advirtió que va a endurecer las condiciones para la solicitud de asilo.

"Los militares están levantando ciudades masivas de carpas", dijo en una comparecencia en la Casa Blanca. "Esto es una invasión", manifestó a falta de cinco días para las elecciones legislativas.

El mandatario dijo que limitará las opciones para los solicitantes de asilo que accedan al país por la frontera con México, ya que solo podrán demandarlo aquellos que hayan entrado por puntos de acceso autorizados.

"Los inmigrantes buscando asilo tendrán que presentarse legalmente en puntos de entrada. Aquellos que decidan romper nuestras reglas y entrar ilegalmente no podrán hacer reclamaciones sin mérito para obtener una admisión automática a nuestro país. Los retendremos", dijo Trump, sin dar más detalles del plan.

El presidente realizó estas declaraciones en un mensaje al país ante un grupo de periodistas en la Casa Blanca en vísperas de las elecciones legislativas del próximo martes y ante la paulatina aproximación de las caravanas de inmigrantes a la frontera con México.

Ejército abrirá fuego contra migrantes

Trump aseguró que las tropas desplegadas en la frontera podrán abrir fuego en caso de que ser atacados "con una piedra" por los miembros de la caravana procedente de Honduras, tal y como, según dijo, hicieron al entrar en México.

"Si alguien lanza piedras o rocas -como hicieron en México- se les podrá disparar, porque si te dan con una piedra en la cara...", dijo Trump.

El mandatario volvió a insistir en que al entrar en México, los miembros de la caravana "pasaron por encima" a la policía de ese país e incluso hirieron a militares que habían acudido a la frontera para impedir la entrada de los migrantes.

El mandatario volvió a insistir en que al entrar en México los integrantes de la caravana "pasaron por encima" de la policía de ese país e incluso hirieron a militares que habían acudido a la frontera para impedir la entrada de los migrantes.

El pasado 19 de octubre, seis policías acabaron lesionados cuando las cerca de 3.000 personas que por entonces integraban la caravana tiraron abajo una valla fronteriza que les impedía el paso, aunque las autoridades informaron de que las agresiones, con petardos y piedras, fueron llevadas a cabo por "personas ajenas a la propia caravana".

Las palabras de Trump se producen días después de que el Gobierno anunciará el envío de 5.239 soldados regulares al linde con su vecino del sur; una cifra que, como señaló ayer el propio presidente, podría llegar hasta los 15.000 militares.

"Nuestro Ejército se hará cargo", aseguró hoy el mandatario, quien defendió la necesidad de recurrir a las Fuerzas Armadas debido a que las dos caravanas que avanzan desde México hacía el norte "está formada por gente muy dura".

"Hasta México dijo que era gente dura. No les quieren en su país", afirmó Trump, quien tan solo unos minutos antes había puesto en duda que esos migrantes abandonaran sus países por miedo, ya que, subrayó, las autoridades mexicanas les habían ofrecido "asilo y trabajo" y lo habían rechazado.

"Emplearé todos los recursos a mi alcance para acabar con esta crisis (...). Debemos acabar el trabajo que empezamos, debemos ser duros", advirtió.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas