WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Donald Trump, ha declarado este viernes la "emergencia" en el estado de Luisiana, en el sur del país, como resultado de la llegada prevista de la tormenta tropical Barry, que podría tocar tierra convertido en huracán el viernes por la noche o el sábado.

Según ha informado la Casa Blanca en un comunicado, Trump ha ordenado el envío de "asistencia federal para suplementar los esfuerzos de respuesta tanto a nivel estatal como local" ante la llegada de la tormenta y tras ella.

Te puede interesar

En virtud de la orden presidencial, el Departamento de Seguridad Interior y la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) se encargarán de coordinar todos los esfuerzos encaminados a "aliviar" los efectos de la tormenta en la población local y a "ofrecer la asistencia adecuada para las medidas de emergencia necesarias" con el fin de "salvar vidas y proteger propiedades, así como la salud y la seguridad públicas".

La FEMA podrá "identificar, movilizar y ofrecer, a su discreción, equipamiento y recursos necesarios para aliviar los impactos de la emergencia", ha explicado la Casa Blanca.

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario