WASHINGTON.- La juez responsable del proceso contra Paul Manafort, exjefe de campaña del ahora presidente, Donald Trump, dictó hoy secreto de sumario sobre el caso con el objetivo de "salvaguardar los derechos de los acusados".

"En adelante, cualquier posible testigo está obligado a abstenerse de realizar cualquier declaración en público o a los medios de comunicación pues podrían suponer un prejuicio sustancial al caso", señaló la magistrada de la Corte del Distrito de Columbia Amy Jackson.

A la espera de que se celebre el juicio el 7 de mayo de 2018, la semana pasada la magistrada dictó una orden de arresto domiciliario tanto para Manfort, como para el que fuera su número dos, Rick Gates, por su presunta participación en la posible injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016.

Anteriormente, los dos acusados tuvieron que entregar sus pasaportes, colocarse una pulsera electrónica que permite al Gobierno conocer su localización mediante un sistema de GPS.

Asimismo, la Justicia les impuso una fianza de 10 millones de dólares para Manafort y de 5 millones para Gates.

El proceso en contra de Manafort y Gates es producto de la investigación que comenzó en mayo el fiscal especial Robert Mueller para examinar los posibles lazos entre miembros de la campaña del actual presidente y el Gobierno ruso, al que EEUU acusa de interferir a favor de Trump los comicios del año pasado.

Los cargos contra Manafort y Gates no están relacionados con las actividades que llevaron a cabo para la campaña de Trump, pero revelan importantes lazos con Rusia entre 2006 y 2017, un periodo que se superpone con el trabajo de los dos sospechosos para la campaña presidencial.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario