MIAMI.- La capital de Estados Unidos se apresta a presenciar la toma de posesión más arriesgada que recuerda la historia reciente del país, con unos 30.000 efectivos militares desplegados en las cercanías del Capitolio y la Casa Blanca, apenas un puñado de invitados y más de 200.000 banderas que representan los miles de estadounidenses que acuden a la inmensa esplanada The National Mall el 20 de enero cada cuatro años.

En efecto, unas horas antes 12 miembros de la Guardia Nacional fueron retirados del contingente que se encargará de la seguridad durante la ceremonia, debido a un supuesto "comportamiento cuestionable", informó el general Daniel Hokanson, acorde al reporte emitido por varias agencias de prensa.

Te puede interesar

De hecho, Washington DC y el país siguen conmocionados por el asalto al Capitolio, cuando grupos extremistas invadieron la sede del Congreso nacional mientras los legisladores realizaban la necesaria certificación de las elecciones presidenciales.

La toma dejó cinco muertos, cerca de 200 detenidos y la solicitud de un juicio político contra el presidente saliente Donald Trump por parte de la Cámara de Representantes, esta vez por supuestamente "incitar a la insurrección", aunque el mandatario lo niega y se mantiene firme en su postura.

De esta manera, el país volverá a transferir el poder de un presidente a otro, como lo ha hecho desde 1797 cuando George Washington dejó el cargo para ser reemplazado por el segundo presidente estadounidense, John Adams.

Hace 160 años Abraham Lincoln asumió el cargo rodeado de militares armados, después de que siete estados declararon unilateralmente la separación de la Unión Americana, ante el temor de que el nuevo presidente aboliría la esclavitud.

Unas semanas después, estalló la Guerra Civil entre los secesionistas defensores de la esclavitud y los defensores de la unidad nacional opuestos a la sumisión forzosa de mano de obra. Pero ése no es el caso ahora. Ni hay estados con grandes intereses particulares ni hay indicios de sublevación armada que no pueda ser contenida por las fuerzas del orden.

“Hemos demostrado que el país goza de separación de poderes. Tanto la rama judicial como la legislativa trabajan a la par de la ejecutiva y el respeto a la Constitución se impone”, así de simple lo resumió Charlie Anderson, profesor de ciencias políticas de George Washington University.

Pero la tensión es innegable.

Esta vez, el presidente electo Joe Biden, el exvicepresidente de Barack Obama, que anteriormente se desempeñó como senador federal durante 36 años y 13 días, prestará juramento para ser nombrado el 46º. presidente de Estados Unidos.

La juramentación tendrá lugar al aire libre en el West Front del Capitolio, como tradicionalmente se ha realizado en los últimos años.

Antes, los juramentos presidenciales ocurrieron en el Pórtico Este del Capitolio. La segunda toma de posesión del presidente Ronald Reagan, en 1985, se llevó a cabo dentro del Capitolio debido a las frías temperaturas de ese día.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, tomará el juramento a Biden, mientras la magistrada Sonia Sotomayor, quien juró a Biden para su segundo mandato como vicepresidente, juramentará a Kamala Harris como vicepresidenta.

Tradicionalmente, los presidentes en ejercicio se reúnen con los presidentes electos en la Casa Blanca antes de acompañarlos al Capitolio nacional a someterse al juramento.

No obstante, el presidente saliente optó por dirigirse a la base militar Andrews, en Maryland, para despedirse de la nación y retirarse a residencia Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida.

La ceremonia de juramentación de Biden está programada para comenzar a las 12 m.

Varios canales de televisión y emisoras de radio transmitirán la histórica celebración.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.41%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.29%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.3%
22714 votos

Las Más Leídas