MIAMI.- El principal motor económico de Miami-Dade, el Aeropuerto Internacional de Miami, acaba de ser certificado por el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI, por sus siglas en inglés) con la acreditación de que cumple satisfactoriamente los protocolos y estándares surgidos a raíz de la pandemia de COVID-19 para lograr una experiencia de viaje segura entre sus pasajeros.

El valor e importancia de las certificaciones, títulos, menciones y premios tienen el alcance de quién los emite. Por eso DIARIO LAS AMERICAS, quiso conocer de primera mano a la entidad que evaluó a uno de los principales pilares del sur de Florida y para ello conversó con Luis Felipe de Oliveira, director General Mundial de ACI

Te puede interesar

Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI)

Según De Oliveira, ACI es una asociación global de terminales aéreas que incluye a más de 2.000 aeropuertos en todo el mundo, por los que circula el 90% del tráfico global de pasajeros.

ACI es una organización confederada, integrada por cinco estructuras regionales, de forma que le permite estar presente en todos los continentes.

La sede de América Latina y el Caribe se encuentra en Panamá. Norteamérica, formada por EEUU y Canadá, tiene su estado mayor en Washington. En Europa la sede se encuentra en Bruselas. Asia Pacífico, que incluye al Medio Oriente, está basada en Hong Kong, y en Casablanca, Marruecos, está el consejo de África.

De Oliveira, que dirige la organización a nivel mundial desde hace dos meses, explicó que el aeropuerto de Miami ha sido el segundo en EEUU en recibir el certificado. Solo la terminal aérea de Boston recibió el certificado antes.

“El programa de certificaciones en esta etapa ha incluido a 317 aeropuertos de todo el mundo y, hasta la fecha, solo 21 han sido acreditados”, explicó el ejecutivo.

ACI, con casi 30 años de experiencia, trabaja junto a los diferentes organismos reguladores de los países para alcanzar estándares de seguridad y armonizar entre los distintos aeropuertos las normativas técnicas que permitan al viajero tener una experiencia única y positiva en los diferentes destinos alrededor del mundo.

“Aunque la actividad de ACI se centra en los procedimientos de los aeropuertos, el consejo también trabaja en beneficio de toda la industria de la aviación, ya que los aeropuertos representan el 70% de los empleos del sector”, afirmó,

Efectivamente, según el informe financiero del año 2019, el impacto de MIA en la economía local fue nada más y nada menos que de 31,9 mil millones de dólares y contribuyó con cerca de 275.708 empleos de forma directa e indirecta a la economía del sur de Florida.

“Es por eso que somos clave en el desarrollo económico y social de las ciudades con aeropuertos”, sostuvo De Oliveira.

Esta certificación es parte del trabajo desplegado por ACI para potenciar el retorno de la aviación a la vida diaria y mitigar los riesgos de contaminación de los viajeros.

“Estamos trabajando con la Organización de Aviación Civil Internacional, OACI, para definir con los gobiernos ciertos reglamentos y directrices para la industria y ver cómo podemos retornar a la aviación siguiendo los mejores conceptos de seguridad, higienización y salud pública”.

Importancia de la acreditación

“Hoy los pasajeros sufren una crisis de confianza y temen viajar a cualquier parte del mundo. No es que los aeropuertos no estén preparados para recibirlos. El mayor miedo de los viajeros, además del lógico temor a contraer el virus, es quedarse atrapados en un país si se produce un cambio repentino de la política de algún gobierno”.

“Por ello, es importante que exista una armonización internacional con respecto al tema, que todos los países [involucrados] sigan modelos basados en los mismos patrones de riesgo. Y en ese contexto, las terminales y las aerolíneas actúen de forma similar. “Así fue como surgió Airport Health Accreditation”.

La acreditación recibida por MIA certifica que sus instalaciones cumplen con todos los requisitos de seguridad e higiene para recibir viajeros.

Según ha explicado Lester Sola, director del Aeropuerto Internacional de Miami, la terminal ha tomado medidas muy agresivas a fin de estar listos para los vuelos masivos.

“Hemos colocado carteles en todo el aeropuerto recordando a los viajeros el uso de las mascarillas, el mantenimiento de la distancia social y el lavado de manos frecuente durante su estancia en la terminal”.

Además, se han colocado barreras protectoras de plexiglass en las áreas de facturación para proteger a empleados y viajeros. “También rediseñamos los puntos de control de seguridad (TSA, por sus siglas en inglés) para asegurar el distanciamiento social y hemos incrementado la limpieza y desinfección de la terminal, podríamos decir a nivel hospitalario”, afirmó Sola.

El fin último de este programa de acreditación internacional de salud aeroportuaria es restablecer la confianza de los viajeros sobre la seguridad de las instalaciones y la efectividad de las medidas preventivas implementadas para prevenir cualquier riesgo para su salud.

“No estamos autorizando al aeropuerto a abrir o cerrar o a operar. Esa no es nuestra competencia, la acreditación demuestra que la terminal ofrece una experiencia segura para todos los pasajeros en conformidad con las recomendaciones de la Organización de la Aviación Internacional (OACI) y el protocolo de Seguridad en Salud Aunque se pretende que exista una experiencia del viajero muy similar en todos los aeropuertos certificados, cada terminal puede tener diferentes iniciativas encaminadas a fortalecer las medidas preventivas. Es el caso del aeropuerto de Bruselas, donde abrieron un centro de pruebas rápidas de detección del coronavirus. Sobre todo para que aquellos pasajeros que llegan de países denominados como áreas rojas, donde se registran altos niveles de contagio, puedan hacerse un test rápido cuyo resultado está en pocos minutos.

A la pregunta de en qué momento de la actividad aeroportuaria nos encontramos a nivel mundial, De Oliveira respondió:

“Hace seis meses no imaginamos que íbamos a llegar a septiembre con niveles tan bajos en las frecuencias de vuelos. Al principio de la pandemia, pensábamos que iba a ser algo local en Asia, después fue Europa, hasta que se convirtió en algo global y se declaró el cierre de varios países alrededor del mundo”

“Creo que vamos a concluir el año con un 40% del número de pasajeros que tuvimos el año pasado. Lo que representa más de $104 mil millones en pérdidas a nivel global. Esta realidad está impactando a muchos aeropuertos. De ahí nuestro empeño en trabajar con las diferentes terminales, como hemos hecho en MIA, con el objetivo de ir cambiando la percepción de riesgo global y traer de vuelta a la aviación”.

cmenendez@diariolasamericas.ocm

@menendezpryce

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas