MIAMI.- Annette Taddeo, senadora demócrata por el distrito 40, se autodefine como la prueba viviente del sueño americano. Sin embargo, son el estoicismo, la aceptación de grandes retos, su gran autoestima y la compasión, los puntales de su carácter, que han hecho de “la hija del gringo”, nacida en Barrancabermeja, Colombia, una de los políticos más prominentes de Florida.

Su padre, un piloto estadounidense veterano de la Segunda Guerra Mundial y de la guerra de Corea, fue enviado a Colombia como instructor de helicópteros y “se enamoró no solo de mi madre, también de Colombia, de la tierra y de su finca adorada”, rememoró Taddeo.

Te puede interesar

Embed

Infancia

La futura senadora tuvo una infancia muy familiar y tranquila. “Me crie sacándole leche a las vacas en el campo, disfrutando de la naturaleza, tuve una vida muy linda”. Pero los niños son crueles. La pequeña Taddeo nació con el labio leporino. “En el colegio se burlaban de mí. Era fea y los niños no perdonan cuando alguien tiene un problema físico. Pero mi padre siempre me dijo que yo podía alcanzar lo que me propusiera, que yo era capaz”.

Ya en la adolescencia salió a relucir su carácter emprendedor, que le permitiría más tarde convertirse en una exitosa mujer de negocios. “Le pedí a mi padre que me comprara los jeans que estaban de moda, él se escandalizó al ver el precio. En las sociedades latinoamericanas no es como aquí, que los adolescentes buscan un trabajo para sufragarse sus cosas. Sin embargo, yo decidí vender las naranjas que sobraban en la finca. Las metía en un bulto, iba a la ciudad y las vendía. Cuando mi madre se enteró, sintió algo de pena, sin embargo, mi padre apoyó mi iniciativa. Esa era la manera que yo había encontrado para lograr los jeans que deseaba”, expresó mostrando cierto orgullo.

La hija del gringo

Ser la hija de un estadounidense en Colombia en los 80 era peligroso, era una sociedad donde sucedían secuestros a diario. “Pero definitivamente, ser hija de mi padre de alguna forma me diferenció. Era conocida como “la hija del gringo”.

El gringo fue secuestrado por las guerrillas de las FARC estando en la finca. “Allí se aparecieron y tomaron posesión de las tierras y él estaba dentro. Pero gracias al entrenamiento que recibió en las Fuerzas Armadas de EEUU, logró escapar. Les hizo un truco y se fugó. Cuando todo ocurrió, nosotras estábamos en la ciudad. Fue la embajada la que nos recomendó que saliéramos del país porque habían encontrado el nombre de mi padre en una lista que portaba un guerrillero que cayó preso. Según le dijeron, mi padre era uno de los diez objetivos prioritarios de ese grupo”.

Así llegó Taddeo a EEUU, “un día me encontraba comprando el uniforme para el próximo año escolar y al siguiente volaba para EEUU con unos amigos de la familia. Mis padres se quedaron tratando de vender todo”.

Emigrante

Taddeo ingresó en la universidad de North Alabama, donde ocurrió un suceso que marcaría su futuro. “Me postulé para secretaria del Consejo Estudiantil. Había diseminado las fotos de campaña por toda la universidad con un cartel que decía “Annette Taddeo para secretaria”. El día de la elección, cuando iba al centro de votación, encontré que las pancartas donde decía “para secretaria” habían sido tachadas y en su lugar escribieron “para deportación”. Fue un momento verdaderamente doloroso y creo que soy quien soy gracias a ese instante. A pesar de que perdí la elección, me volví más fuerte y me di cuenta de que, independientemente de que nací ciudadana estadounidense -me gusta bromear diciendo que es lo único que tengo en común con Ted Cruz-, la gente no lo ve a uno así. Lo perciben como alguien inferior, por el acento, por la apariencia, había quien consideraba que yo no formaba parte de ellos”.

“Entonces me dije para mis adentros: voy a surgir y voy a ser exitosa en mis negocios. Ese día supe lo que quería hacer con mi vida: Una voz para las personas que carecen de voz, la voz de muchas personas en el área pública”.

Empresaria

Pero tuvo que pasar algún tiempo para que ese propósito se cumpliera. Antes Taddeo emprendió con éxito un negocio propio. Fundó LanguageSpeak, una compañía de traducción especializada en textos técnicos, científicos y complejos. “Apenas me gradué, comencé con mi negocio y cada dos semanas sigo pagando todas las nóminas”.

Madre

“Yo tuve que pasar por mucho para tener a mi hija. Y, de hecho, casi muero en el intento. Pero era una meta a la que no estaba dispuesta a renunciar. En pocas semanas, mi hija cumple 15 años”, expresó, dejando escapar una sonrisa de satisfacción.

“Ella quiere hacer un proyecto para ayudar a los niños que no tienen padres, los está llevando al cine. Eso me gusta. Porque me preocupa que los hijos de los políticos puedan ver solo la parte negativa o fea de la política y no el bienestar que puede fomentar un servidor público. Verla tan involucrada, con ganas de crear oportunidades para estos niños, es algo hermoso”.

Política

La carrera política de Taddeo es un fiel reflejo de su vida. Siempre ha tenido que poner mucho empeño para obtener frutos. En 2014, después de ocupar diferentes cargos dentro del partido demócrata local, se presentó sin éxito al puesto de vicegobernadora como compañera de papeleta del aspirante a gobernador Charlie Crist. Antes de alcanzar el escaño de senadora estatal, sufrió cuatro derrotas en su aspiración a diferentes puestos políticos. Pero la tenacidad una vez más le abrió las puertas para alcanzar su propósito en 2017.

“La entrada en política fue bastante dura. Por ser mujer y por ser no cubana. La gente me decía si no eres cubana, no vas a ganar. Y, obviamente, logré el escaño porque los cubanos me votaron. Yo represento un distrito mayoritariamente cubano. Pero en la vida todo lo que vale la pena es más difícil. Ser política era lo que deseaba desde muy joven”.

Logros

“Mi mayor logro es cuando voy a cualquier lugar público y la gente me alienta para que siga luchando. Es ver el agradecimiento de la gente. A pesar de que uno no gane todas las luchas, al menos saben que tienen una voz allí que dice: eso no está bien. Muchos de los que me alientan afirman: soy republicano, pero usted me encanta porque dice las cosas como son y lucha a pesar de los intereses especiales”.

El nuevo cargo le dio la oportunidad de regresar a la universidad donde años atrás pusieron el cartel “Taddeo para deportación”. “Después de ser electa senadora, me invitaron a la Universidad de Alabama del Norte, me pidieron que diera el discurso de graduación. Lo estuve escribiendo hasta las cuatro de la mañana. Medité mucho cada palabra, le di vueltas en la cabeza a si contaba mi anécdota estudiantil, consulté a mi esposo. Tuve en cuenta que era Alabama, época de Trump, y pensé que me sacarían de ahí a pedradas. Sin embargo, cuando terminé mi discurso y conté mi verdad, todo el mundo se paró a aplaudir. Me hizo mucha ilusión que, a pesar de tener diferencias, si uno cuenta su historia desde el punto de vista humano, la gente es receptiva y esa es una forma de unir a este país tan dividido”.

Al ser preguntada sobre si hay una forma femenina de percibir la política, Taddeo respondió:

“Claro que hay una forma femenina de ver la política. Pero como en todas las reglas, hay excepciones. En general, la mujer no tiene ese ego que supera el deseo de servir. Cuando estamos tomando decisiones, no necesitamos tener todo el crédito, con tal que las cosas salgan. Es diferente a la manera de actuar de muchos hombres. Por otra parte, nosotras estamos más dispuestas a hablar y encontrar una solución consensuada. El hombre es mucho más de ganar. Algo muy delicado, cuando estamos hablando de vidas humanas”.

“Creo que es el momento perfecto para las mujeres. Nuestros niños necesitan que nos unamos alrededor del objetivo de crear, no de ganar, no de obtener poder. El poder es un afrodisiaco muy peligroso. Pero el mundo está preparado para darle más participación en puestos de importancia a las mujeres”.

cmenendez@diariolasamericas.com

@menendezpryce

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.98%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.7%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.32%
22564 votos

Las Más Leídas