MIAMI.- Acaba de salir un informe del auditor general de la Ciudad de Miami en el que se revela que en el terreno del municipio ocupado por el Melreese Golf Court –lugar en el que se negocia la posible construcción del estadio de fútbol de Beckham- operan varias entidades comerciales y sin ánimo de lucro que no están registradas en el municipio, como lo ordena la ley.

También dejó claro el informe presentado por Theodore Guba, auditor general de la Ciudad de Miami, que DeLucca Enterprises (DE) –la empresa que administra el Melreese– “no entregó la información financiera y de otro tipo que se le pidió sobre los negocios registrados en la dirección del Melreese”.

Te puede interesar

Al respecto, Guba recomendó que el Departamento de Parques consulte a los abogados de la Ciudad para definir qué camino coger en términos legales en razón de la negativa de DeLucca Enterprises en entregar la documentación exigida por el municipio.

Además, el reporte reveló que no cuadran las cuentas de ingresos y gastos entre la información que tiene la ciudad y los estados financieros del Melreese.

En ese sentido, los pagos que hizo la Ciudad de los servicios públicos –acueducto y alcantarillado, por ejemplo- no se le reportaron a Melreese lo que resultó en que el municipio pagara 28.109 dólares de más por concepto de incentivos económicos.

Contadores públicos

Esto último se refiere a que el contrato de la Ciudad con DE estableció que “la Ciudad deberá pagarle un incentivo equivalente al 30% del superávit neto derivado de las operaciones que empezaron en el año fiscal que terminó el 30 de septiembre de 2012. Ese superávit se define cada año y es certificado por un contador público certificado”.

En relación con los contadores públicos, la auditoría estableció que la Ciudad y Melreese no escogieron en conjunto un auditor público que preparara los estados financieros, como lo estipula el contrato de arrendamiento de ese predio municipal.

La auditoría fue realizada con el propósito de determinar si el acuerdo de la Ciudad con el Melreese cumple con las normas establecidas en el mismo, y si el Departamento de Parques de Miami supervisa de manera adecuada las operaciones administrativas del Melreese ejecutadas por DE.

El Melreese es un campo de golf de 18 hoyos de propiedad de la ciudad, localizado en la calle 18 del Noroeste con la avenida 37, aledaño al Aeropuerto Internacional de Miami.

Además del campo de golf, en ese terreno público se encuentra el Grapelan Park, hay dos canchas de tenis, una tienda de artículos deportivos y un restaurante.

No cuadran las cuentas

Los ingresos totales reportados fueron de 25.5 millones de dólares en un lapso de ocho años. Sin embargo, como las cuentas de la Ciudad (25.546 millones) no coinciden con los estados financieros del Melreese (25.487 millones), hay una diferencia en ingresos de 58,902 dólares y de 406 dólares en gastos, en ese periodo de tiempo.

Lo que es claro es que la operación del Melreese, a cargo de DeLucca, no le ha generado perdidas a la ciudad.

En 2004 la Ciudad de Miami firmó un acuerdo con DE, y el Departamento de Parques fue asignado para que supervisara la operación financiera del Melreese.

Una tercera enmienda al acuerdo original, aprobada el primero de octubre de 2011, extendió los términos del contrato hasta septiembre de 2021 con la opción de renovarlo en septiembre de 2026.

El terreno del Melreese es en este momento objeto de negociación con los comisionados de la Ciudad de Miami. Los acuerdos logrados deben ser aprobados por una mayoría absoluta en la comisión municipal, es decir 4 a favor y uno en contra. Por el momento, hay dos comisionados en contra (Manolo Reyes y Willy Gort) y un tercero indeciso (Joe Carollo).

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas