MIAMI.- Richard Corcoran, representante republicano y presidente de la Cámara de Representantes estatal, ya obtuvo su primera victoria con un proyecto de ley que busca no sólo liquidar Enterprise Florida y Visit Florida –las dos en el ojo del huracán por despilfarro y dudosos contratos, como el realizado con el cantante Pitbull– sino evitar que el impuesto del turismo se dedique a financiar equipos deportivos o estadios, algo que ha sucedido en el Condado Miami-Dade.

El proyecto acaba de pasar con 10 votos a favor y 5 en contra en el subcomité de Carreras y Competencias. Aún tendría que ser aprobado por otros dos comités, tener un proyecto similar en el Senado, ir a plenaria en las dos cámaras y tener la firma del gobernador Rick Scott.

Corcoran propondría eliminar 28 agencias del estado que, de una manera u otra, dan incentivos monetarios –ya sea en dinero en efectivo, en exención de impuestos o en beneficios tributarios– a empresas que ya están establecidas en Florida o buscan radicarse en ese Estado.

Miami-Beach-Florida 1.jpg
La industria turística del sur de la Florida podría quedarse sin incentivos económicos si se aprueba un proyecto de ley que esta en curso en el congreso estatal.<div><br></div>
La industria turística del sur de la Florida podría quedarse sin incentivos económicos si se aprueba un proyecto de ley que esta en curso en el congreso estatal.

Para Scott esas agencias son clave para la promoción del Estado para la creación de empleo y de nuevos negocios en la región. Dentro de su presupuesto –lanzado la semana pasada– se destinaron 85 millones de dólares para Enterprise Florida con el fin de dar incentivos tributarios a las compañías que quieran establecerse y crecer en el Estado del Sol. Asimismo, Visit Florida logró obtener 76 millones del presupuesto estatal.

De acuerdo con el proyecto de ley, las funciones de esas dos agencias serían absorbidas por el Departamento de Oportunidades Económicas.

Críticas

Varios representantes y senadores ven de manera crítica el hecho de que el Gobierno estatal le dé subsidios a ciertos sectores económicos, como el turismo. Incluso, una auditoria hecha a Enterprise Florida mostró que esta agencia no cumplía con la promesa de su sociedad con el sector privado.

En teoría la agencia ponía el 50% en la sociedad y el otro 50% lo aportaba la empresa privada. Pero según la auditoría, mientras Enterprise Florida dio $25 millones, el sector privado sacó de su bolsillo 4.8 millones sólo en lo que va de 2017.

A pesar de todas las críticas y escándalos, así sea aprobado un proyecto de liquidación de esas dos agencias y otras tantas más, el gobernador Scott puede vetar ese proyecto. Según los estatutos de la Florida, para remover ese veto se requerirían las dos terceras partes del voto positivo de cada una de las cámaras.

Sin duda, se requerirá una gran voluntad política para contravenir los deseos de Scott, ante todo porque el gobernador cree que el crecimiento en el empleo se debe, entre otras cosas, a los incentivos económicos que ha ofrecido a las empresas.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario