MIAMI— Bajo el manto de la deidad Erzulie Dantor, que representa en Haití la esencia de la feminidad y la compasión, la joven Cassandra Chery pisa fuerte para lograr sus objetivos.

Con 25 años y residente en el sur de Florida desde 2018, Chery suma varios logros como la corona de Miss Haití 2017 y la creación de una fundación para ayudar a niños de esa nación caribeña. Sin embargo, el legado de su madre y la promesa que le hizo, le inspiran a hacer más por su tierra natal.

Te puede interesar

Nacida en Puerto Príncipe, la capital haitiana, Chery vivió en carne propia la escasez y las necesidades. Pero también aprendió a disfrutar de su belleza natural.

Embed

“Tengo muchas memorias bonitas de mi niñez. Uno de mis recuerdos favoritos es que todos los viernes, después de clases, si hacía la tarea, podía salir a jugar con otros niños. Era muy hermoso ver la puesta de sol. Fue una niñez realmente agradable antes de Facebook, Instagram y todo lo que tenemos ahora”, contó.

La casualidad hizo que a los 16 años ganara el premio Elite Model Look Haití, en el año 2012. “Es una historia divertida”, admitió la joven. “Un día estaba caminando por la calle y un hombre me dijo: 'Dios mío, te ves como una modelo'. Y yo dije: '¿qué, modelo?' Y me dijo: ‘veo en ti una hermosa modelo’. Yo pensaba: ¿de qué está hablando?”

Como explicó, “estaban haciendo un concurso para Elite Model Look porque buscaban chicas para ir a China a la gran final. Se lo dije a mi padre y me dijo: 'ok, ve, porque nunca se sabe'. Tengo un padre maravilloso. Éramos alrededor de 76 chicas y buscaban solo dos. Fui la ganadora, sin experiencia en posar, nada. Y desde ese día me dije que eso era lo que tenía que hacer”.

El legado de su madre y Miss Haití 2017

A los 19 años, Cassandra Chery experimentó el dolor de perder a su madre. La adolescente la cuidó hasta el último momento y le prometió que mostraría al mundo lo que ocurría en Haití. “Mi mamá era una mujer hermosa”, recordó Chery.

“Desafortunadamente enfermó de cáncer. Hicimos todo lo posible por salvarla. Fue muy duro porque no teníamos mucho dinero ni acceso a buenos cuidados de salud. Antes de morir, mamá pasó siete días sin comer, sin beber, sin dormir. Tenía los ojos abiertos y nos miraba, esperando a la muerte. Durante esos siete días estuve con ella. La limpiaba, le hablaba. Estoy agradecida por haber tenido esos momentos con ella”, añadió.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCPgYhxjpRyy%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAFlrHCVz5EwBiGq3UnMUwGiEKQlxNWX7paJXQwbhpUhXQhYVZASgo0P9B0FbQFw5zijdmgEq62UsO0vP2ZC5l03vQBwDD5knQFuoaq0yEmKisMtnx6FAU8kgk220A826L4eLSSWgWBZBOcGBXR30t1auWlhjwZDZD

Tras la muerte de su madre, en 2015, Chery se inclinó por la medicina “porque después de ver la forma en que mi mamá fue atendida en el hospital, pienso que nadie merece ser tratado así. Si alguien tiene un problema, si está enfermo, debe ser tratado con amor, paciencia, compasión y respeto”.

No obstante, “después de estudiar todos esos libros, dije: ‘esto no es para mí’. Pero lo que sí quedó claro para Chery fue la necesidad de hacer algo por los más necesitados.

Si bien reconoció que “hay algunas personas que todavía encuentran algo de atención de salud”, denunció que “otras personas mueren como perros. Me dije: ‘una vez que gane Miss Haití, le haré saber a la gente la historia sobre mi madre y lo que pasa en Haití’.

Aquella muchacha que brilló en la pasarela con sus aptitudes naturales ganó la corona de Miss Haití 2017 y aprovechó la atención mediática para enviar su mensaje al mundo.

Entrar al mundo del modelaje le permitió conocer los entresijos de una profesión “hermosa, porque tienes que viajar, tienes que conocer gente”. Pero también, como advirtió, “puede ser un mundo muy falso si no sabes lo que quieres en la vida. Si no te respetas te pueden vender un sueño”.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB43zJfMpppC%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAFlrHCVz5EwBiGq3UnMUwGiEKQlxNWX7paJXQwbhpUhXQhYVZASgo0P9B0FbQFw5zijdmgEq62UsO0vP2ZC5l03vQBwDD5knQFuoaq0yEmKisMtnx6FAU8kgk220A826L4eLSSWgWBZBOcGBXR30t1auWlhjwZDZD

Miami, un lugar para aprender

Chery llegó al sur de Florida en 2018. “Cuando vine aquí por primera vez, no hablaba nada de inglés”, confesó. “Estudié inglés sin parar. Todos los días, todas las noches, cada hora escuchaba algo en inglés. Me propuse dominar el idioma. Si no hablas inglés es muy difícil vivir aquí”, dijo la joven, que se ha enamorado de este sitio.

“Para mí, Miami es un lugar agradable y el mejor lugar para aprender porque tienes la oportunidad de conocer gente de todo el mundo”, indicó.

Por otra parte, hizo un llamado a la paz en medio de una oleada de violencia que las propias autoridades de Miami-Dade han denunciado. “Quiero que la gente deje de hacer eso. Si tengo un problema contigo, está bien, peleo contigo. Lo que no entiendo es que la gente les haga cosas malas a las familias. Necesitamos más amor, comprensión”, puntualizó.

Uno de los sitios que más le gusta de Miami es Little Haiti, “allí puedes encontrar muchas cosas de Haití”. En ese sentido, y en honor a las tradiciones que le acompañan, citó a su guía espiritual. “En el vudú hay una reina que amo: Erzulie Dantor. Ella ayudó a mi gente a luchar por nuestra libertad en 1804, así que siempre la llevo conmigo”, declaró Chery, que le hace ofrendas.

“A Erzulie le encantan los frijoles. A veces cocino para ella e invito a su espíritu a entrar y comer conmigo. Nunca olvido a Haití, es de donde vengo. Nunca olvidaré quién soy”.

Esperanza para Haití

“Mi país es hermoso, pero desafortunadamente, tenemos muchos problemas. Después de lo que pasó en 2010 tras el terremoto hemos perdido mucha gente, muchas cosas”, lamentó la haitiana, quien actualmente dirige la fundación La porte des anges (La puerta de los ángeles), que fundó después de ganar Miss Haití.

Como enfatizó, “mi sueño para Haití es ayudar a jóvenes como yo, porque somos el mañana de Haití. Me gustaría abrir una escuela para la nueva Miss Haití. Quiero crear un proyecto en el futuro para ayudar a las personas que no pueden ir al hospital o que necesitan atención médica”.

“Estoy muy agradecida de poder estar en los Estados Unidos para estudiar y crecer. En Estados Unidos hay muchas oportunidades. Lo único que tienes que hacer es creer en ti mismo y trabajar muy duro”, sumó.

Ahora se enfoca en continuar con sus estudios. “Estudié Comunicación en Haití y quiero seguir estudiando en una universidad en EEUU. Me encanta hablar con la gente, entender cómo piensan. Suelo publicar videos en Instagram porque quiero que la gente sepa lo que está pasando en Haití. Y también me interesa el mundo de la política y el arte de aprender a hablar en público”, recalcó Chery.

“De aquí a cinco años me veo viviendo entre Estados Unidos y Haití haciendo labores de filantropía para ayudar a mi gente. Quiero ver a mi fundación colaborando con al menos 500 niños, para enviarlos a la escuela y ofrecerles atención médica”.

Embed

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.35%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
60667 votos

Las Más Leídas