MIAMI.- La Fiscalía estatal de la Florida anunció el arresto de 176 personas, luego de una minuciosa investigación de seis meses que documentó el robo organizado de al menos cientos de miles de dólares.

Las tarjetas de débito “food stamps”, que son otorgadas a personas de bajos recursos para comprar alimentos de primera necesidad, eran utilizadas para comprar otros productos e incluso canjeadas por dinero en efectivo a razón de 50 centavos por dólar de valor.

La fiscal estatal, Pam Bondi, señaló que un centro de operaciones encubierto fue establecido en la ciudad de Jacksonville, en el noreste de la Florida, para monitorear las transacciones que reportaron cerca de 400 casos a lo largo y ancho de la península.

Bondi calificó el robo de “vergonzoso” y recordó que el programa SNAP/EBT, mejor conocido por “food stamps”, “fue creado “ayudar a los más necesitados y aprovecharse de ellos es vergonzoso”.

La fiscal agradeció la participación de las autoridades policíacas municipales, estatales y federales, así como a las fiscalías regionales, “por poner fin a esta confabulación y conseguir las pruebas para llevar a estos individuos al banquillo de los acusados”.

“La pena varía según la envergadura de la maniobra y el monto robado”, explicó a DIARIO LAS AMÉRICAS el abogado Rafael Sánchez.

“Si una persona transfiere, obtiene, altera u obtiene beneficios que no están acorde a la Ley Food Stamp, que fue establecida en 1939 y más tarde actualizada paulatinamente, podría ser multada e incluso encarcelada”, resaltó.

De hecho, el letrado señaló que si la suma usurpada supera los 5.000 dólares, la persona afronta una sanción de hasta 250.000 dólares y/o hasta 20 años de cárcel.

“Si el robo es menos de 5.000 dólares, la pena establecida es de hasta 10.000 dólares y/o hasta cinco años de cárcel”, definió.

Por menos de 100 dólares de robo, la penalidad podría ser de hasta 1.000 dólares y/o hasta 12 meses de prisión.

El Programa Asistencial de Nutrición Suplementaria (Supplemental Nutrition Assistance Program-SNAP, en inglés) es comúnmente conocido como Programa de Cupones para Alimentos (Food Stamp Program, en inglés).

Según los datos preliminares del Departamento de Agricultura, que administra este programa de ayuda, alrededor de 71.000 millones de dólares son destinados al año para proveer asistencia alimenticia a unos 44 millones de personas en el país, cerca del 14% de la población.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas