MIAMI.- Un grupo de ciudadanos, activistas comunitarios y funcionarios públicos se dieron cita en Miami, bajo el auspicio de la organización Democracy Lives in Miami, para plantear sus preocupaciones por la salud de la democracia en los Estados Unidos.

“Vivimos en una época en que la políticas de identidad están abrumando a las ideas políticas,” dijo Jorge Mursuli, fundador de la organización Democracy Lives in Miami.

“A pesar de la diferencia de ideologías o soluciones a los problemas, compartimos valores primordiales que han sido la base de la preservación de la unión del país por 240 años”, añadió Mursuli, quien recordó cómo surgió la idea crear la organización que hoy preside.

“Hace un año comentaba con unos amigos sobre los peligros que acechan a la democracia en nuestro país y decidimos hacer algo para crear conciencia”, señaló Mursuli, quien cuenta hoy con el apoyo de importantes personalidades de la vida política miamense, como Carlos Curbelo, Manny Diaz, Eduardo Padrón, Alex Penelas, entre otros.

Entre las grandes inquietudes expuestas resaltaron la polarización de los partidos políticos y la población, los ataques a la prensa y las influencias de las grandes empresas y sus representantes, así como la creciente abstención de los votantes en elecciones regulares.

El acto contó con la presencia de notables líderes comunitarios, entre los que destacaron Katy Sorenson, excomisionada de Miami-Dade, y Al Cárdenas, expresidente de American Conservative Union.

Sorenson planteó su preocupación sobre “lo mucho que podemos perder cuando sólo el 20% de la población vota”, cuando se trata de una elección que no es presidencial.

“Nuestra democracia está en peligro si no arreglamos esa situación”, comentó la excomisionada condal, que lideró algunas de las propuestas más progresistas del cuerpo legislativo de Miami-Dade en los años 90.

También mencionó que el Gobierno debe trabajar para solucionar el problema migratorio y que en Miami-Dade “los inmigrantes son bienvenidos, sobre todo los refugiados”.

Por otra parte, Cárdenas planteó que “ambos partidos políticos (demócratas y republicanos) necesitan llegar a la población para ampliar sus perspectivas” y subrayó que “la fuerza política que más crece hoy es precisamente la que no tiene afiliación política (independientes) y eso preocupa”.

Y añadió: “Tal vez tengamos un tercer partido o tengamos que conformar coaliciones, como sucede en muchos países”.

Sobre el controvertido tema de inmigración, Cárdenas opinó que hay que seguir trabajando por fortalecer “la economía del país por el bien de todos” y que Washington debería lograr medidas que favorezcan “una inmigración calificada” que aporte beneficios a la sociedad y que no sea estimulada por los programas sociales existentes en el país, que “podrían ser afectados”.

Asimismo, varios activistas o funcionarios expresaron sus experiencias de vida y esperanzas sobre la democracia en los Estados Unidos: Santra Denis, vicepresidenta de Community Prosperity at Catalyst Miami, T. Willard Fair expresidente de Urban League, Andrea Mercado, directora ejecutiva de New Florida Majority, Al Milian, magistrado, y Solomon Schiff, rabino y director de Greater Miami Jewish.

Por otra parte, Wendi Adelson, directora ejecutiva del fondo de inmigración IMPAC, señaló que vivimos “un momento en el que tenemos que sentarnos y ponernos de acuerdo sobre varias cosas”, incluyendo la necesaria reforma sobre inmigración.

Además, Chris Miles, jefe del equipo del congresista republicanos Carlos Curbelo, recordó que sus padres les enseñaron que “la gran diferencia de los Estados Unidos es que el sistema no está basado en un hombre fuerte sino en ideas”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que se deben modificar las leyes para el porte de armas en EEUU?

Sí, deben ser más estrictas
Sí, debe prohibirse el acceso a armas a civiles
No, deben mantenerse tal como están
No, pero se debe aplicar con mayor rigurosidad
ver resultados

Las Más Leídas