MIAMI.- Un exjefe de policía de una pequeña localidad floridana fue condenado este martes a tres años de prisión por haber ordenado a los agentes policiales a su cargo que culparan a inocentes, generalmente afroamericanos, de delitos sin resolver para mejorar la imagen del cuerpo.

Raimundo Atesiano, de 53 años, reconoció ante el juez K. Michael Moore que cuando asumió la jefatura de la Policía local de Biscayne Park, en el condado de Miami-Dade, no estaba preparado para esa responsabilidad y tomó "decisiones muy malas", por lo cual pidió perdón a la comunidad.

Según dijo, aunque Biscayne Park es una localidad de solo 3.000 habitantes, sintió demasiada presión como jefe de Policía.

El juez Moore le impuso una condena de tres años de prisión, pero le dio a Atesiano dos semanas antes de empezar a cumplirla para que se pueda encargar de su madre que padece leucemia y está en fase terminal, informaron medios locales.

Atesiano, que podía haber sido condenado a un máximo de 10 años de cárcel por falsas detenciones, dijo en su descargo que los culpables falsos no eran seleccionados al azar sino que eran conocidos de la Policía por tener antecedentes.

Los delitos de los que eran inculpados eran hurtos y uso de vehículos de otras personas.

"La Oficina de la Fiscalía está decidida a que individuos que abusan de sus posiciones de poder para privar a otros de sus derechos civiles rindan cuentas", dijo Fajardo Orshan, fiscal del Distrito Sur de Florida, en un comunicado.

Además de Atesiano fueron sentenciados a penas de un año de prisión cada uno los exoficiales Charlie Dayoub y Raúl Fernández, por el arresto por motivos falsos de un joven de 16 años.

Otro exoficial, Guillermo Ravelo, fue condenado a más de dos años de cárcel.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la construcción del estadio de fútbol con un complejo comercial de David Beckham en Miami traerá mayores beneficios a la ciudad?

Las Más Leídas