MIAMI.- El uso del terreno público Melreese fue finalmente aprobado para construir el complejo deportivo comercial privado Miami Freedom Park, en medio de cuestionamientos sobre tráfico vehicular y seguridad aérea en torno al Aeropuerto Internacional de Miami, que tiene al Condado Miami-Dade y a la Federal Aviation Administration (FAA) por celadores.

Muchos aplauden la idea, porque además de fútbol de gran categoría la gente piensa en la importancia que podría tener una construcción de esta magnitud para la ciudad.

Te puede interesar

El Miami Freedom Park trata de un complejo comercial con hotel, tiendas, oficinas, parque y estadio de fútbol que, además de acoger al equipo profesional Inter Miami CF, del astro de fútbol y empresario inglés David Beckham, generaría, según la propuesta de los inversores, 15.000 puestos de trabajo, aparte de miles de millones de dólares en pago de arrendamiento e impuestos al fondo público de operaciones.

Entretanto, desde el punto de vista legislativo municipal, atrás quedó la interrogante sobre el ‘precio justo’ a pagar por el arrendamiento de 58 acres de terreno público que propuso el comisionado Manolo Reyes, quien emitió el único voto negativo, frente a cuatro positivos que validaron la transacción con los inversores Jorge y José Mas.

Un referendo evitó la acción de subasta que exigen los estatutos de la Ciudad, pero aún así Reyes pidió un estudio de precios y afección en la zona que no se entregó.

El empresario Jorge Más, que estuvo presente en el debate final, aseguró que la construcción del Miami Freedom Park no costaría un centavo a la Ciudad de Miami, o sea el heraldo público.

Si el plan de tráfico y seguridad para el aeropuerto, que finalmente presenten, no es seguro, sea para el aeropuerto o el flujo del tráfico en la zona, el proyecto de construcción “podría ser rechazado, sin se presentan razones suficientes”, señaló el comisionado Reyes.

En síntesis, el proyecto fue aprobado con la idea de “hacer cambios después”, lo que no convenció al legislador municipal.

“Nada se debe aprobar hasta que todas las fichas estén en el tablero”, resaltó.

“Según comentarios, tal parece que esto estaba cocinado”, añadió.

“Yo solo puedo decir que no estoy de acuerdo con este contrato por la manera que fue realizado”, apuntó.

“A mí me eligieron para defender los intereses del pueblo, y eso fue lo que hice”, subrayó.

Disyuntivas

De hecho, ni el plan preliminar de tráfico ni la mayor parte del proyecto de construcción del Miami Freedom Park fueron aceptados por el Condado en primera instancia.

Incluso FAA, que determina las reglas a seguir para garantizar la seguridad aérea y valora las propuestas de construcción a lo largo de los corredores aéreos existentes, no ha emitido una resolución definitiva.

Un memorando que fue emitido por la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, al cuerpo legislativo condal, del que DIARIO LAS AMÉRICAS obtuvo copia, especifica las preocupaciones del Gobierno metropolitano acerca de la construcción del Miami Freedom Park.

En dicho documento, Levine Cava ratificó que el estudio de tráfico preliminar fue "rechazado" y que el Condado solicitó a la firma inversora “preparar un nuevo estudio detallado que abarque un área más grande, ya que gran parte del reporte solo incluye el alcance y la intensidad de la construcción que ellos (los urbanizadores) proponen”.

En efecto, durante una reunión el pasado 6 de abril entre funcionarios del Condado y representantes del proyecto de construcción, detalló el comunicado, “se recordó al solicitante (inversores) que el reporte no aborda los elementos estándares del Condado”, como podrían ser soluciones para evitar el indeseado congestionamiento vehicular, que podría afectar el funcionamiento del aeropuerto y la vida de los vecinos.

De acuerdo con la información proporcionada, el Condado “alentó a seguir el proceso de solicitud previa municipal del Departamento de Recursos Económicos, ya que se debe demostrar el cumplimiento de varios elementos relacionados con la conectividad hacia y desde el lugar”.

El memorado especificó que “el solicitante reconoció y entendió que se requieren presentaciones formales para ser revisado por el Condado”.

En realidad, según el informe, algunas de las inquietudes sobre el Miami Freedom Park fueron respondidas, como la reducción de la altura del estadio del Miami Freedom Park para evitar inconvenientes con el despegue y aterrizaje de aviones y el cumplimiento del Código de Zonificación Aeroportuaria, entre otros asuntos.

Sin embargo, el Gobierno condal insiste en que las preocupaciones sobre el flujo de tráfico vehicular, con cierres y accesos, no se han abordado.

“Estas cuestiones no han sido contestadas. Hay inmensas preocupaciones sobre el impacto del tráfico vehicular en la zona y lo que pudiera afectar al funcionamiento del aeropuerto y lo vecinos del área”, declaró la comisionada condal Rebeca Sosa, cuya jurisdicción incluye Melreese Park y la terminal aérea internacional, motor principal de la economía de Miami-Dade.

“Puede ocurrir un accidente aéreo. No sé quién va a contestar esas preocupaciones, ni cuándo van a contestarlas”, destacó la comisionada condal.

Miami

El alcalde de Miami, Francis Suárez, que defendió el proyecto de construcción del Miami Freedom Park y el establecimiento de un equipo de fútbol internacional en la ciudad en múltiples oportunidades, aunque su jefatura no cuenta con voto en las decisiones del cuerpo legislativo municipal, apuntaló que se trata “del mejor negocio de ‘parques’ que haya tenido el país”.

Sobre los cuestionamientos del Condado y FAA, el edil argumentó que “la Comisión de la Ciudad aprobó el plan, el cuál fue revisado de manera detallada, asegurando que el tránsito continúe fluyendo adecuadamente”.

Y añadió: “De todas maneras, el grupo Mas debe presentar un plan de uso de área especial a la Comisión dentro de un periodo de 90 días, en el que refleje la aprobación de las entidades reguladoras, tanto de tránsito vehicular como aéreo”.

jhernandez@DiarioLasAmericas.com

@JesusHdezHquez

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.97%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.76%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.28%
16909 votos

Las Más Leídas