martes 20  de  febrero 2024
FLORIDA

¿Cuenta regresiva para la desaparición de un parque en Miami?

El terreno del Allen Morris Park, en Brickell, volvió a manos de quienes lo donaron y ahora reabre por 18 meses en medio de una incertidumbre sobre su futuro
Por DANIEL CASTROPÉ

MIAMI. - En la vida del ser humano hay errores que se pagan caro. Lo mismo ocurre en el contexto de la administración pública: una mala decisión o un acto de negligencia, por ejemplo, pueden traer resultados desfavorables para los residentes y los intereses de una comunidad.

Este podría ser el caso del Allen Morris Park, un lugar de esparcimiento situado en el sector miamense de Brickell que, después de ser donado por una familia de empresarios, tuvo que ser devuelvo a sus propietarios originales por la supuesta violación del acuerdo de cesión de la parcela.

La familia adujo que el parque fue rentado por la Ciudad al antiguo restaurante Perricone’s, en su momento contiguo al lote de la controversia, a pesar de que una cláusula del documento de donación estipulaba que el terreno no podría usarse con fines comerciales.

El parque está a punto de abrir al público luego de permanecer cerrado desde antes de la pandemia. Su reapertura ha sido una de las metas de la comisionada del distrito 2 de Miami, Sabina Covo.

Sin embargo, el concepto de parque, como se le conoce hasta el momento, se mantendrá en principio solo por 18 meses. Después, no se sabe. Por tanto, cabe preguntarse: ¿estará próximo a desaparecer?

“Mala administración”

DIARIO LAS AMÉRICAS quiso indagar sobre el tema y quién más apropiada para responder ciertos interrogantes que la comisionada Covo, para quien “el problema” es que “la Ciudad no debió usar indebidamente un espacio que fue donado para un parque”.

La legisladora municipal explicó que después de “muchos años de litigio” los apoderados de la familia Morris se dirigieron a su oficina para darle una salida al asunto. “Estábamos perdiendo miles y miles de dólares en abogados y trámites por un caso que no íbamos a ganar”, comentó.

De la reunión surgió, según lo explicado, “que consideráramos poner una legislatura que pasara por la Comisión para que ese litigio terminara de una manera amigable y el parque sería reabierto bajo la propiedad de ellos por un tiempo considerable superior a un año”.

“Además, con la posibilidad de que el parque continuara siendo un espacio abierto y público”, añadió.

Parque Allen Morris by Jesus.jpg
Estado actual del parque Allen Morris.

Estado actual del parque Allen Morris.

En efecto, la comisionada Covo presentó la propuesta ante sus colegas, el proyecto obtuvo la mayoría de los votos requeridos y se acordó que la parcela regresaría a manos de sus antiguos propietarios, acorde con lo expresado.

Covo dijo ser consciente de que “Miami y nuestra área necesitan más parques”, pero también tiene claro que “con esto se demuestra una vez más que si no se administra de manera correcta, vamos a tener problemas para poder trabajar con la empresa privada”.

En estos momentos, de acuerdo con la comisionada, los abogados de la familia Morris están “ultimando detalles” con la Ciudad para reabrir el parque, ya no bajo la administración municipal, sino de representantes de los antiguos donantes.

Agregó que “sería muy difícil que este lote vuelva a pertenecer a la Ciudad”. No obstante, anunció que por estos días se encuentra en “negociaciones” con el sector privado para abrir otros dos “espacios verdes” en el sector de Brickell.

Zonificación comercial

Por otro lado, hay quien cree que el paso dado estaría “en contra” de los intereses del municipio. Eddy Leal, abogado y exasesor jurídico de la Ciudad, aseguró que “se debió continuar la apelación” de un fallo judicial previo, que favoreció el retorno de la propiedad a sus dueños originales.

De hecho, en una carta enviada a la comisionada Covo, el letrado afirmó que “esta acción no solo cedió el parque a su antiguo propietario, sino que también confirió un aumento significativo en la zonificación comercial, sin ningún beneficio recíproco para la Ciudad de Miami”.

Dijo, además, que “la falta de ventaja aparente para la Ciudad de Miami y sus residentes en su resolución es desconcertante”, a lo que sumó: “En la discusión pública, se señaló que la legislación propuesta parecía reconocer la culpa de la Ciudad en los procedimientos legales”.

“Su resolución también pasó por alto las disposiciones estándar, como la asunción mutua de honorarios y costos, y el requisito de que el propietario anterior firme un acuerdo de liberación, exención de responsabilidad e indemnización”, indicó.

Asimismo, acotó, “la ciudad de Miami necesita desesperadamente espacios verdes. Sin embargo, su resolución parece promover el desarrollo excesivo. Sus electores merecen conocer su motivación para impulsar esta legislación”.

La comunicación de Leal recibió respuesta de Covo, quien calificó de “percepción claramente errónea” los hechos descritos por el exasesor jurídico municipal.

Subrayó que existía un litigio “por más de una década”, que “sucesivas administraciones permitieron que la propiedad se usara con fines comerciales, con sillas y mesas al aire libre” y, entre otras cosas, que hay un fallo de un tribunal de circuito que “devolvió” la propiedad a la familia que hizo la donación.

“Desde que asumí el cargo, los electores han preguntado regularmente sobre el estado de la reapertura del parque. En lugar de permitir que el asunto permanezca sin resolver, he ofrecido un acuerdo negociado que garantizará el acceso público”, comentó.

En conversación con nuestro rotativo, el abogado Leal afirmó que la zonificación asignada al predio permite la construcción “de un rascacielos”. También presume que después del tiempo acordado “el parque se acabó”.

“No un rascacielos”

Entretanto, Javier Fernández, abogado de la familia Morris, descartó que exista un proyecto de construcción de “un edificio de 50 pisos o más” en ese lote. “Eso no es algo factible dadas las condiciones de la propiedad, y creo que es una crítica sin fundamentación”, argumentó.

“El tema económico no es el interés mayor, esto es algo que ha afectado la reputación de la familia, el parque lleva su nombre, la operación no ha sido consistente con el regalo inicial, y si hubo una oportunidad para hacer algo mayor, como un edificio, eso ya pasó porque el área alrededor está desarrollada, y es una parcela muy pequeña”, aseveró.

El letrado sostuvo que el acuerdo por 18 meses “es probable que sea renovado por más tiempo” y que, asimismo, es “posible” que la familia dueña de la parcela opte por abrir un “pequeño restaurante, al aire libre”, “con espacio para el público”, en “condiciones inferiores” a lo que tuvo el restaurante Perricone´s.

Puntualizó que su colega Leal “si tanto compromiso tiene con las áreas públicas verdes, como parte de su política personal, también tiene que entender que él fue el asesor principal del alcalde en temas legales por tres años, y /en su opinión- no hizo nada para remediar el asunto”.

[email protected]
@danielcastrope

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar