sotalora@diariolasamericas.com
@sergiootalora

MIAMI.- El gobernador de Florida, Rick Scott, anunció hoy, durante la Cumbre de América Latina 2017, de la que él es anfitrión, que ha declarado el estado de emergencia para la Florida como forma de prepararse para la inmigración masiva de puertorriqueños.

Scott reconoció que habrá un impacto en áreas como la educación, la salud y otros servicios con la llegada de los damnificados del huracán María e Irma.

Anunció también que están trabajando para que la Guardia Nacional tenga más recursos e informó que el pasado viernes se había reunido con el presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence para informarles de la situación.

Scott reveló que en este momento hay tres centros de acogida abiertos para los puertorriqueños que lleguen a la Florida.

"Sabemos que el gobernador de Puerto Rico tiene la voluntad de reconstruir su país, pero mientras eso suceda llegarán muchas personas aquí que buscan recuperarse de la tormenta y luego regresarán", precisó Scott.

Acto seguido, Scott explicó que hay países de América Latina "donde tenemos que luchar todos los días por la libertad y la democracia" y remató: "nuestra prosperidad está atada a la situación en América Latina, y cómo crear más relaciones entre Florida y la región".

Dijo que la lucha por la democracia y la libertad crea más empleos en Florida.

Insistió en su política internacional de no sólo oponerse a los regímenes de Cuba y Venezuela, sino que el estado de la Florida, ni ninguno de sus funcionarios, haga negocios con esos dos países.

"Nos aseguraremos que los condados y las ciudades de Florida no tengan relaciones comerciales con el régimen de Maduro", recalcó.

Antes de inaugurarse esta cumbre Scott pidió un minuto de silencio por las víctimas de la masacre en Las Vegas, en la que murieron más de 50 personas.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario