MIAMI.- Uno de los temas vitales de discusión, y casi la razón última de las sesiones legislativas en el Congreso estatal en Tallahassee, es cómo se negociará y aprobará el presupuesto del estado para el año 2019-2020. Este año, los demócratas están proponiendo un presupuesto alternativo, con un nivel de detalle como si fuera el plan aprobado por el parlamento.

Es la primera vez en 20 años que la bancada de ese partido propone un esquema integral de financiación del Gobierno estatal. La manera como se destina el dinero de los contribuyentes ha sido siempre unos de los temas más polémicos y conflictivos de los debates y decisiones legislativas.

Te puede interesar

Se llama el New Sunshine Deal (NSD), es decir, el nuevo acuerdo del Estado del Sol, y se presenta, de entrada, con una crítica a la contraparte. De acuerdo con un comunicado del Partido Demócrata de la Florida, este plan “hace lo que los republicanos no han hecho durante años: aumentar el salario de los maestros, invertir en la protección del medio ambiente y ampliar la atención médica, al mismo tiempo que ofrece recortes de impuestos para las familias trabajadoras y reserva millones de dólares para el futuro."

Vacíos fiscales

Los demócratas argumentan que su proyecto se financiará con el cierre de algunos vacíos fiscales que “a lo largo de los años han beneficiado a los intereses creados y a las grandes compañías en detrimento de la pequeña empresa”.

Los puntos básicos de su propuesta giran alrededor de exención de impuestos para las familias trabajadoras por un costo de 524 millones de dólares; 747 millones de dólares para un incremento salarial a todo el personal vinculado al sector educativo público. “Este incremento sería una especie de cuota inicial del incremento del 13% en los salarios, lo que aseguraría que los profesores de Florida les paguen el equivalente al promedio nacional”.

Plantean de nuevo la ampliación del Medicaid, uno de los puntos que casi lleva a la paralización de la administración estatal en 2015, cuando hubo sesiones extraordinarias en Tallahassee y casi no llegan a un acuerdo con el presupuesto.

Según los demócratas, habría un ahorro de 150 millones de dólares si el parlamento y el gobernador aceptaran dicha ampliación, que cobijaría a 700.000 floridanos de bajos recursos.

En el tema de protección de los recursos hídricos y de las economías de las áreas costeras del Estado, el esquema de los demócratas dice que su iniciativa “va más allá de la propuesta de DeSantis en la inversión de la protección ambiental [porque] proveerá recursos adicionales de 20 millones de dólares para combatir la crisis del alga verde, de 200 millones de dólares para conservación y de 20 millones de dólares para resiliencia.

Marea Roja DeSantis.jpg
La marea roja generó una declaratoria de emergencia en 2018. En el nuevo presupuesto, que será objeto deaprobación, habría más de 2.000 millones de dólares para el tema ambiental.
La marea roja generó una declaratoria de emergencia en 2018. En el nuevo presupuesto, que será objeto deaprobación, habría más de 2.000 millones de dólares para el tema ambiental.

En cuanto a la recuperación después de la devastación que deja un huracán, el NSD propone la emisión de 24.7 millones en bonos del estado para responder a las necesidades generadas por la destrucción dejada por una tormenta. Esto reforzará un presupuesto de 227 millones de dólares para la reconstrucción y evitará la desviación de fondos originalmente destinados para la vivienda asequible, dineros que se encuentran en el Sadowski Trust Fund, fideicomiso de vivienda para población de bajos recursos.

Propuesta de DeSantis

En el área de educación hay un gran debate, porque una porción de los fondos públicos se quieren destinar a las escuelas chárter y a becas para que los padres tengan la posibilidad de “escoger” el colegio de sus hijos.

El gobernador Ron DeSantis propone 21.700 millones para financiar las escuelas públicas, a través de una formula conocida como el Florida Education Finance Program, lo que incluirá un incremento de 224 dolares por estudiante.

kIWANIS 2.jpg
La educación será también uno de los puntos de mayor controversia dentro del presupuesto planteado por el gobernador DeSantis.
La educación será también uno de los puntos de mayor controversia dentro del presupuesto planteado por el gobernador DeSantis.

No habrá un incrementos en las matrículas y otros pagos de los estudiantes en las universidades estatales, y se dedicarán 582.8 millones de dólares a la beca Bright Futures que, desde 2018, cubre los cuatro años del college, incluidos matrícula y manutención (vivienda y libros).

Se dedicarían 625 millones de dólares a la restauración de los Everglades, a luchar por la calidad del agua y a evitar una nueva crisis del alga verde y la marea roja.

En este tema, habría una partida de 50 millones de dólares para la recuperación de las playas y 100 millones de dólares para el programa “Florida Forever Land Conservation.

A pesar de los intentos que hubo en la anterior legislatura por acabar con Visit Florida, DeSantis propone 76 millones de dólares para esa agencia y 85 millones para el fondo de crecimiento económico de la Florida, otra agencia que estuvo en la mira del pasado periodo legislativo.

Recorte de 98 millones de un programa que servía para pagar las deudas médicas mientras las personas se inscribían al Medicaid. También propone un ahorro en impuestos de 335 millones de dólares, una parte de ellos -289.7 millones- provendría de los impuestos de propiedad que va al sistema público de escuelas. A propósito, habría 45.3 millones en recortes al impuesto a las ventas, durante la temporada de regreso al colegio, y durante los preparativos para enfrentar un huracán.

Estos son los gastos más importantes, de un presupuesto de 91.300 millones de dólares, compuesto por decenas de renglones de gastos. En comparación con el año anterior (89.300 millones de dólares), esto significa un incremento en 2.000 mil millones de dólares.

Hay que tener en cuenta que la propuesta de DeSantis pasará por fuertes discusiones en la Cámara y el Senado y que habrá puntos del presupuesto que podrían ser alterados o eliminados. Al final, el gobernador tiene la potestad de aceptar esos cambios o vetarlos.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas