@FloresJudith7

MIAMI.- Un juez desestimó la demanda que la Fiscalía interpuso contra la excomisionada de la ciudad de Sweetwater, Isolina Maroño, a quien acusó de cargar boletas ausentes, un caso que se suscitó en vísperas de las elecciones de mayo de 2017, en las que Maroño se postulaba a la reelección del escaño que ocupó en la Comisión de esa ciudad, comicios que finalmente perdió tras el escándalo.

A pocas semanas de las elecciones de Sweetwater, la comisionada Isolina Maroño y el candidato a la alcaldía Saul Díaz, viajaban juntos en un automóvil cuando la Policía los detuvo. Los oficiales encontraron dentro del vehículo boletas de las que se emplean para ejercer el voto por correo [que se conoce como boleta de ausente] pertenecientes a familiares de Maroño. Los funcionarios confirmaron a los medios locales que estaban investigando posibles fraudes electorales, y fue hasta enero de este año que la Fiscalía presentó cargos contra la entonces comisionada por presunta violación de una ordenanza del Condado que condena que una sola persona tenga en su poder más de dos boletas para ejercer el voto por correo.

Según la acusación de la Fiscalía, la comisionada Maroño habría quebrantado una ordenanza aprobada en el Condado Miami-Dade, que busca prevenir el fraude electoral, y limita que una persona posea más de dos boletas. En caso de portar dos boletas, si éstas corresponden a una persona que no sea un familiar del portador, el documento tiene que estar notarizado, según lo establecido por la ordenanza condal. “Nosotros logramos probar que no hubo ninguna violación” [por parte de la comisionada], dijo el abogado de la hoy excomisionada Maroño, José M. Herrera.

Herrera explicó que existe un estatuto estatal que toma preeminencia sobre la ordenanza del Condado. La sección 12-14 del Código de Ordenanzas de Miami-Dade, empleado para demandar a Maroño está reñido con el Código Electoral del Estado, de conformidad con la sección 97.0115.

“Como cuestión de jurisprudencia, el Condado de Miami-Dade no puede hacer cumplir la sección 12-14, del Código de Ordenanza del condado. La Ordenanza es inconstitucional”, expresa el fallo de desestimación del caso contra Isolina Maroño.

“Las leyes electorales del estado predominan, ninguna municipalidad o condado pueden interponer una ordenanza que afecten las leyes del estado. La Ley estatal dice que una persona no puede ofrecer ni solicitar compensación u otro beneficio por poseer una boleta ausente. Quiere decir que tiene que haber una compensación monetaria o beneficio, nosotros argumentamos esa parte, el Juez dictaminó que, si la Fiscalía no podía probar que Isolina había recibido compensación económica por recoger la boleta, no tenían caso”.

“A ella [a Maroño] no le pagaron, no estaba recibiendo compensación, a ella le pidieron un favor para llevar la boleta al correo. Un candidato te pide el voto, pero no está pidiendo compensación (económica) para llevar la boleta al correo. El caso fue tonto y estúpido, en el análisis forense no había huella ni en el sobre ni en la boleta, donde únicamente las había era en una bolsa de Sedano´s donde la prima [de Maroño] había puesto las tres boletas”, afirmó Herrera.

Agregó que la prima de la entonces comisionada Maroño testificó ante las autoridades. “Testificó que Isolina no estaba presente cuando [ella] llenaba las boletas y le pidió el favor de que le llevara las boletas al correo porque se estaba encargando de la madre, estos son declaraciones que ellos (los votantes de las tres boletas) le dieron a la Policía. El juez determinó que el estatuto estatal predominaba y en esa orden dijo que, si la Fiscalía no podía ofrecer pruebas de que hubo un intercambio económico o de beneficio entre Isolina y alguien, él consideraría desestimar el caso”.

Nuevas demandas

El abogado Herrera informó que presentó una demanda como vehículo para obtener información, y que contemplan abrir otras causas judiciales. “La demanda que estamos considerando interponer es en contra de los detectives y las personas que conspiraron con los policías para hacer eso. El vehículo que utilizaron para empezar la investigación ficticia (contra Maroño) vino a través de un detective privado contratado por la campaña de un grupo de opositores al alcalde Orlando López, de los cuales todos participaron del intento de revocatorio contra el alcalde. Eso sí está claro en una de las mociones que yo presente”.

Por su parte, la excomisionada Maroño, dijo que la acusación en su contra fue una trama política que tuvo como propósito sacarla de la Comisión de la ciudad, y responsabilizó directamente al comisionado condal, José “Pepe” Díaz, quien se postula a la reeleccion de su escaño en la Comisión.

“Él me quería ver fuera de la Comisión (de Sweetwater), teniendo mucho tiempo de conocerlo, no sabía que él era de esa naturaleza porque cuando uno le dice que no a algo, él hace lo que tenga que hacer, quiere que todo lo que se haga en Sweetwater sea supervisado por él. Es quien le dice a los comisionados que son sus marionetas lo que tienen que hacer, y por eso él no quiso que yo estuviera en la Comisión”, dijo Maroño.

Entre tanto, el comisionado Pepe Díaz, negó los señalamientos en su contra. “Me alegra que Isolina [Maroño] haya resuelto su problema legal en la Corte, pero que trate de acusarme es una calumnia. Solo le deseo lo mejor a ella y a su familia”, dijo Díaz a través de una declaración escrita enviada por su portavoz.

Maroño dijo que todavía no decide si se postulará para la próxima contienda electoral en Sweetwater, prevista para el 19 de mayo de 2019.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario