MIAMI.- El excongresista republicano David Rivera confirmó que la jueza Marcia Cooke desestimó la acusación de la Federal Election Commission, sobre la supuesta financiación de un candidato fantasma en las elecciones de 2012.

“Después de una cacería de brujas de ocho años de un fiscal corrupto llamado Tom Mulvihill, finalmente se revela la verdad detrás de estas acusaciones infundadas”, declaró Rivera en un comunicado a DIARIO LAS AMÉRICAS.

De hecho, Rivera fue implicado en un caso de financiación de campaña a favor de un candidato que retaba a entonces candidato demócrata al Congreso, por el distrito 26 de la Florida, Joe García.

“Siempre supe que estas falsas acusaciones serían expuestas como noticias falsas motivadas políticamente”, subrayó Rivera.

García ganó entonces la elección primaria de su partido y más tarde el escaño al Congreso, que Rivera represó antes por dos años y García también por dos.

El candidato fantasma, Justin Lamar Sternad, se declaró culpable de violar la ley electoral y fue condenado a siete meses de prisión, aunque más tarde la sentencia fue reducida a 30 días en prisión y tres meses de arresto domiciliario, según confirmó Enrique Yabor, abogado del exaspirante demócrata al distrito 26.

Entretanto, al cierre de esta nota, la fiscalía federal no se había pronunciado aún si apelará la decisión judicial.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario