MIAMI.-Durante cuatro años y medio Mariano Fernández, de 64 años, fue director del Departamento de Obras de Miami Beach. Este martes se entregó a las autoridades, acusado de recibir compensaciones ilegales y de conspirar para ser beneficiario de dichas compensaciones.

De acuerdo con la fiscal estatal del condado Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle "[el exdirector del Departamento de Obras] llevó de la mano a Luis Riu por todo el proceso de permisos".

La fiscal se refería al dueño de la cadena española de hoteles Riu, Luis Riu Güell quien, supuestamente a cambio de poder hacer una renovación de su hotel en Miami Beach sin mayores retrasos, logró que se obviaran los procedimientos normales al parecer por medio de prebendas a Fernandez tales como hospedaje, alimentación y bebidas gratis en hoteles de la cadena en Punta Cana, en Republica Dominicana, y Playa Carmen, en México.

Según lo informó Fernández Rundle en una rueda de prensa celebrada en la Fiscalìa, en la que también estuvieron el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber; el administrador de ese municipio, Jimmy Morales; su jefe de la policía, Dan Oates, el funcionario acusado "aprovechó el sistema electrónico para acelerar ciertos procesos de permisos".

El hecho es que al parecer 100 habitaciones del hotel Riu de La Playa fueron renovadas sin las licencias ni las inspecciones de seguridad necesarias. Además, el mismo Fernández hizo 34 inspecciones, de manera personal, a las instalaciones del hotel.

Según el recuento de Morales, unas comunicaciones anónimas que llegaron a su despacho generaron que la policía y la fiscalía, a través de su unidad anticorrupción, iniciaran una investigación que reveló que a lo largo de 19 meses -según lo afirma el documento que sustenta la orden de captura de Fernández- el acusado "pidió y aceptó beneficios ilegales".

De hecho, Fernández fue suspendido de su puesto el pasado mes de agosto, luego que la autoridad estatal anticorrupción abriera un expediente en su contra.

Embed

También fueron imputados, con los mismos cargos, el vicepresidente regional Alejandro Sánchez del Arco, Ricardo Luque Ferrandes, director administrativo de la compañía y José Pepe Moreno, presidente de la empresa.

Luque no será arrestado por un acuerdo de colaboración con la justicia. Los otros acusados, Riu y Moreno, se entregarán en los proximos días a las autoridades. Deberán pagar una fianza de $20.000 dólares para su libertad condicional.

Si se encuentran culpables de lo que les imputa la fiscalía, podrían recibir penas de entre 5 y 15 años de prisión.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas