martes 7  de  febrero 2023
FLORIDA

Expansión urbana de Miami-Dade, ¿necesaria o perjudicial?

La Comisión condal añade 379 acres al límite urbano para la construcción de un conglomerado de tecnología y logística

Por JESÚS HERNÁNDEZ

MIAMI.-El límite urbano del condado Miami-Dade, la línea que fue establecida formalmente en 1983 para evitar el uso de terrenos naturales para nuevas construcciones, fue modificado por la Comisión condal para facilitar las obras de un centro de logística y tecnología cerca de Homestead, que si bien proveerá empleos calificados a la zona hay quien opina que pudiera abrir una caja de pandora.

De hecho, la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, vetó la resolución, pero la Comisión anuló el veto ocho votos a tres, acorde con los estatutos condales: dos terceras partes de los comisionados presentes en la votación.

De los 13 comisionados asignados, uno, René García, no estuvo presente en la votación, y otro, Joe Martínez, no figura en la junta condal por estar suspendido por un presunto acto de corrupción.

Propuesta

Según los estatutos, los límites de desarrollo urbano, o UDB (por sus siglas en inglés), “buscan mitigar el impacto que puedan generar obras de construcción en el ecosistema”, en terrenos situados principalmente en el sur y el oeste de Miami-Dade, tras el avance urbanístico, que, en la opinión de analistas, no fue adecuadamente regulado en los años 1970 para evitar el esparcimiento poblacional que tenemos hoy.

“Vivimos un grave problema de movilidad”, comentó a DIARIO LAS AMÉRICAS el consultor político Andrés Sánchez, de la firma Sánchez & Associates.

“Miles de personas tienen que conducir más de una hora para llegar a su centro de trabajo, y ahora el Condado tiene que buscar formas de desarrollar el transporte público con la inversión de miles de millones de dólares, que tienen que pedir al estado de Florida y el Gobierno federal”, argumentó.

En efecto, esa fue una de las razones que motivó a la alcaldesa para vetar la propuesta, cuando dijo: “Esta decisión amenaza nuestros esfuerzos para construir una comunidad de clase mundial, mejor conectada y más resistente, lo que socava las inversiones que ya estamos haciendo para expandir el transporte público y fortalecer los vecindarios contra las inundaciones y el aumento del nivel del mar”.

No obstante, las firmas promotoras del cambio, Rock Development y Alligned Real Estate Holding, alegaron la creación de 11.500 empleos, de seis a 10 años, además de unos 6.000 más, de manera indirecta, que ayudaría a disminuir el flujo de personas de la zona a otras áreas, y por ende la conducción de vehículos por calles y autopistas.

Incluso modificaron la propuesta original, de 793 acres a 379, y cedieron 362 acres adquiridas al programa de protección de terrenos de Miami-Dade (EEL), lo que motivó a la comisionada condal Raquel Regalado, según declaró a la prensa, cambiara su voto decisivo de no a sí.

“La aprobación de nuestra solicitud significa que el Distrito de Logística y Tecnología de South Dade está un paso más cerca de traer miles de empleos bien remunerados”, señaló el comunicado de la firma solicitante.

“El distrito en cuestión también brindará beneficios ambientales al limpiar la contaminación, garantizar que no contribuya a la contaminación de la Bahía de Biscayne y la donación de más de 600 acres de tierra ambientalmente sensible para su preservación”, continuó el informe.

“A lo largo del proceso de solicitud, nuestro equipo tuvo en cuenta los consejos y las preocupaciones expresadas por los comisionados, planificadores del Condado y expertos ambientales. El resultado fue una solicitud más pequeña, pero mucho mejor, que equilibró la necesidad de oportunidades económicas”, declaró el grupo encargado de construir el centro de logística y tecnología.

Oposición

Los Everglades, esa amplia región natural de humedales tropicales, y la salud de la Bahía Biscayne, que condiciona en parte el flujo de las aguas subterráneas o acuíferos e influye en la calidad del agua que bebemos, forman parte de la gran preocupación por el medio ambiente.

Los ecologistas, bajo la sombrilla del grupo Hold the Line Coalition, o coalición mantengan la línea en español, apuestan por frenar el auge urbano y se oponen a cualquier construcción en áreas protegidas.

Incluso, durante declaraciones a la prensa, la presidenta de la coalición ecologista, Lauren Reynolds, destacó que “comisionados fueron persuadidos por la inclusión de un terreno en el EEL a cambio de otro terreno”.

Fundada en 2004, el objetivo de organización de protectores del medio ambiente es detener la expansión urbana: “Abogamos por la preservación de la tierra, la agricultura, el transporte público, el equilibrio, la vivienda asequible, aire y agua limpios”.

Esta fue precisamente la posición que evitó la construcción de la expansión de la autopista Dolphins a la zona de Kendall, hace cuatro años, cuando la Comisión optó por la construcción de pilotes que sustentarían la autopista en zonas protegidas.

Semanas después, aún con el apoyo del entonces alcalde condal Carlos Giménez, el proyecto Kendall Parkway murió con la oposición de ambientalistas, autoridades estatales y federales.

En realidad, la alcaldesa Levine Cava se mostró en contra de la expansión del límite urbano por parte de la Comisión. Tuvo incluso suficiente apoyo de comisionados para bloquear la propuesta durante las vistas anteriores.

“En lugar de mirar más allá de la línea urbana permitida, deberíamos invertir en un desarrollo inteligente a lo largo de corredores vibrantes y en crecimiento como South Dade Transitway”, o sea dentro de los límites urbanos.

Después, Levine Cava subrayó que la idea de construir un complejo de esta envergadura al otro lado del límite urbano “fomenta el desarrollo en áreas en riesgo”, lo que se entiende por abrir la puerta a más construcciones.

A esta interrogante, el consultor político Sánchez preguntó: “¿Por qué construir allí y no en terrenos disponibles dentro de la línea urbana?”

Posiciones discrepantes, con sus respetivas razones, reclaman la reflexión sobre el futuro del área metropolitana de Miami-Dade y sus zonas adyacentes, teniendo en cuenta la naturaleza que nos rodea y los casi tres millones de personas que habitan en ella.

Jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar