MIAMI. – Un matrimonio nicaragüense que durante más de treinta años ha trabajado fuertemente en los Estados Unidos para sacar adelante a su familia y criar a sus tres hijos, enfrenta en estos momentos una delicada situación por diagnóstico de cáncer. Primero él, a quien le fue detectada una leucemia, y meses más tarde ella, a quien le encontraron cáncer en el estómago. Ahora, además de enfermos, están preocupados por el destino de sus hijos, en especial del más pequeño, un joven de 20 años que nació con síndrome Down, y que a los 10 años le fue diagnosticada la condición de autismo.

Bryan Art Foundation, dedicada al incentivo de talentos artísticos en niños y jóvenes con condición de autismo o con síndrome Down y que durante la pandemia comenzó a ampliar su acción benéfica hacia personas necesitadas, organizó una recolección de fondos para ayudar a la familia Palacios debido a la difícil situación que atraviesan.

Te puede interesar

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con Doris Palacios, mientras se recupera de una reciente intervención. Desde su casa ubicada en la zona de Westchester en el condado Miami-Dade, nos comentó un poco de su historia y del duro momento que están viviendo, ya que ambos padres de familia están recibiendo tratamientos médicos que les impiden trabajar para buscar el sustento, por lo que viven de las ayudas que reciben de familiares, amigos, allegados y de la iglesia a la que pertenecen.

“Si Dios nos lo permite, el próximo 20 de diciembre, mi esposo y yo cumplimos 37 años de casados. Han sido tiempos difíciles porque ya ninguno de los dos podemos trabajar mientras estamos en recuperación. Él trabaja en la sede la Policía de Miami en el Departamento de HQ y yo, aunque estuve limpiando oficinas en un primer momento, cuando nació mi tercer hijo conseguí un trabajo de noche para poder cuidarlos, pero ahora tuve que dejar el trabajo”.

Doris y su familia 1.jpg
 Luis y Doris Palacios junto a sus hijos Gabriel, Doris y Lois.

Luis y Doris Palacios junto a sus hijos Gabriel, Doris y Lois.

Explica que en el año 2020 su esposo fue operado del corazón; pero en el 2021 recibió el diagnóstico del cáncer, y a los pocos meses ella se enteró de su padecimiento. Mientras a él le realizaban el tratamiento de quimioterapia, a ella le fijaron la fecha de su operación para el 21 de septiembre de 2021, pero diez días antes a su esposo le colapsaron los pulmones y fue hospitalizado de emergencia.

“Me decían que me operara igual. Pero cómo iba a operarme si los médicos le daban [a él] poco tiempo de vida. Lo tuvieron que entubar para que pudiera respirar. Los medicamentos de las quimioterapias le bajaron la hemoglobina, por lo que hubo que inyectar fluidos, pero esos mismos fluidos le afectaron los pulmones. Después de 14 días entubado salió de la unidad de cuidados intensivos y a los días regresó porque tenía afectados los intestinos. Se estaba desangrando. El médico nos llamó para indicarnos que nos preparáramos para lo peor, porque había sufrido mucho, pero él se recuperó y salió de allí caminando”.

La señora Palacios comenta que, a pesar de los esfuerzos, la salud de su esposo sigue débil, por lo que recientemente estuvo hospitalizado durante 17 días. “Le toca volver al oncólogo a ver qué pasos le toca seguir”.

¿Quién cuida a quién?

Doris Palacios, después de casi un año, logró que el pasado 8 de julio le operarán el cáncer del estómago. Al salir del hospital tuvo que irse con dos bolsas conectadas a su cuerpo. Una para los fluidos y otra para la alimentación. Para sobrellevar el postoperatorio necesita cuidados especiales para mantener ambas heridas limpias y con la atención adecuada. Pero mientras se recuperaba de la intervención, su esposo fue nuevamente hospitalizado. Aunque ya salió sigue requiriendo atenciones especiales.

Gabriel, el hijo del matrimonio que padece síndrome Down y condición de autismo, también está necesitado de ayuda, porque la combinación de ambos no le ha permitido aprender a realizar tareas básicas como el aseo personal. “Él sabe comer, pero lo que es el baño o el cepillado de los dientes yo le daba las instrucciones. Ahora estoy tan débil que no puedo atenderlo. Quisimos entrenarlo antes, no lo logramos y ahora con esta situación es muy complicada”.

Doris asegura que sus dos hijos mayores, Doris y Lois han sido solidarios con la situación. “Mi hijo había conseguido trabajo en Sarasota, pero tuvo que dejarlo para regresar a la casa y colaborar con nosotros. Mi hija está terminando su carrera, y creemos que consiguió trabajo, pero aún no estamos seguros. Con eso nos ayudamos”.

Los Palacios están aceptando ayuda de la Iglesia. Ambas enfermedades consumieron los ahorros de la familia. “A mi esposo ya no le quedan días libres, ni días de vacaciones, ni de enfermedad. Ha estado mucho tiempo hospitalizado. Tuvimos dinero hasta hace un mes, pero ya no nos queda nada. Ya pongo todo en manos de Dios. Si hay comida nos dan algo, si no hay nosotros entendemos. Ya todo lo dejo en manos del Señor”.

La recolección de fondos para apoyar a la familia Castillo se hace a través de la Bryan Art Foundation.

Para quienes deseen apoyar a esta familia pueden acceder al portal en internet https://www.bryansartfoundation.com/

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.65%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.53%
27319 votos

Las Más Leídas