En una sesión celebrada a puerta cerrada en un juzgado del Condado Broward, algunos testigos empezaron a dar sus testimonios a un Gran Jurado que deberá decidir si procede la acusación formal contra Cruz por la muerte de 17 personas en el ataque que perpetró con un rifle semiautomático.

Según el diario local Sun Sentinel, entre los primeros en dar su testimonio figura la conductora del Uber que transportó a Cruz esa tarde hasta la escuela, a la que llegó con un bolso de lona negro y una mochila en los que cargaba el arma homicida y varios cargadores.

James y Kimberly Snead, quienes debían dar su testimonio hoy pero finalmente el Gran Jurado les pidió que retornen mañana miércoles, figuran también entre los más de diez testigos que han sido citados para brindar su testimonio.

La pareja alojó al autor del tiroteo luego de la muerte de su madre, Lynda Cruz, en noviembre pasado, hasta el día en que el joven cometió la matanza, y está dispuesta a colaborar con el panel, según dijo al diario su abogado, Jim Lewis.

"Están aquí porque están tratando de hacer lo correcto", agregó Lewis, quien señaló que sus defendidos, cuyo hijo era amigo de Cruz, están "destrozados" por el hecho.

Tal como contempla la ley de Florida, la Oficina de la Fiscalía Estatal del Condado Broward tiene que presentar evidencia y testimonios a un Gran Jurado, compuesto por un mínimo de unas quince personas, quienes deberán decidir si hay evidencia suficiente para que proceda una acusación criminal.

Cruz está detenido en una cárcel de este condado desde el mismo día del ataque tras confesar a sus captores que él fue el responsable del tiroteo en la secundaria de la que había sido expulsado el año pasado.

Afronta 17 cargos criminales por homicidio premeditado y, de ser hallado culpable, podría ser condenado a la pena de muerte. Su defensa ha adelantado que el responsable de la matanza está dispuesto a declararse culpable a cambio de que la Fiscalía desestime la pena de muerte.

La Fiscalía no se ha manifestado todavía si es que perseguirá la pena capital.

La sesión a puerta cerrada y en completo hermetismo, se realizó el mismo día en que el superintendente escolar del Condado Broward, Robert Runcie, sugirió una "revisión completa e independiente" del expediente escolar de Nikolas Cruz.

Tras una sesión de la junta de este distrito escolar, Runcie recomendó una revisión independiente que incluya la "identificación y revisión de los servicios académicos, sociales y emocionales brindados a Nikolas Cruz durante el tiempo que estuvo inscrito en las Escuelas Públicas del Condado de Broward".

La investigación, que será hecha por una consultora privada, deberá concluir en junio de este año con la entrega de un reporte final con conclusiones y recomendaciones, de acuerdo con un comunicado del superintendente.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas