MIAMI.- Entre las múltiples preguntas que el electorado de la Florida contestará el 6 de noviembre resalta la propuesta que prohibiría a “funcionarios electos” ejercer la profesión de lobistas, durante seis años después de abandonar el puesto público.

Según los sondeos, más del 65% de los electores aprueban la medida, que si es avalada por al menos el 60% entraría en vigor tan pronto como el 1 de enero de 2019.

“En mi opinión, éste es uno de los logros más llamativos del comité que estudia la Constitución estatal cada 20 años: limitar la fuerza de las influencias y el uso del conocimiento proveniente de fuentes gubernamentales para asuntos privados por quienes desempeñaron un cargo público”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS James Williams, profesor de ciencias políticas de University of Florida.

De hecho, la propuesta 6007 figura entre las ocho solicitudes de enmiendas que los votantes de la Florida deben considerar y que prohibiría a gobernadores, comisionados estatales y alcaldes, así como congresistas, senadores, sheriffs y legisladores municipales representar los intereses de cualquier organización ante un cuerpo administrativo o representante federal, estatal o local.

Vigilancia

Aun cuando el cabildeo es “vigilado” en Tallahassee, muchas veces es pasado por alto y se pierde el control de quién y sobre qué se procura ejercer presión.

“Eso es lo que provocó que el jefe estatal de Finanzas, Jimmy Patronis, haya pedido al presidente de la aseguradora estatal Citizens que informe sobre quiénes y qué procuran obtener”, comentó el académico, quien además añadió que “si se quiere proyectar un espíritu de transparencia, lo primero que deben hacer es abrir las puertas y dejar que toda esa información fluya hacia la luz pública”.

La solicitud del jefe de Finanzas está sustentada precisamente del deseo público de la transparencia, ya que actualmente los lobistas no están obligados por ley a revelar sus esfuerzos ni quiénes son sus clientes.

“Me llama la atención de que Patronis, que fue nombrado jefe de Finanzas por el gobernador Rick Scott, haga esta solicitud, justamente ahora, cuando pide ser reelegido en el puesto estatal”, cuestionó Williams.

“Tenemos que tener muy claro quién trata de influenciar en las decisiones de Citizens”, señaló Patronis en la carta que envió a la aseguradora que fue creada por el Estado en 2002, ante la pronunciada escasez de firmas privadas que quisieran asegurar viviendas en la Florida por encontrarse en una zona de alto riesgo de huracanes.

Citizens, que llegó a cubrir a casi 1,5 millones de casas y contó con más 500.000 millones en fondos hace 16 años, protege hoy algo más que 444.000 propiedades y apenas cuenta con 143.000 millones de dólares en sus arcas, según un informe publicado el mes pasado.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas