MIAMI.- Devolverle la esperanza de preservar la visión, el más preciado de los sentidos, es el propósito asumido por el doctor Juan Pablo Fernández de Castro.

De sus 46 años, hace dos se desempeña como oftalmólogo y cirujano en el Instituto Médico Beraja, de Coral Gables, actualmente bajo la administración de Quigley Eye Specialist.

Te puede interesar

Este breve tiempo ha sido más que suficiente para cambiar y transformar la vida de los miles de pacientes que acuden a él y ponen sus ojos en las manos diestras del doctor Juan. cirugías de cataratas y refractivas.

Las cirugías de cataratas y refractivas que realiza, requieren el apoyo de un grupo de profesionales a los que impulsa, gracias a su espíritu altruista con el que lidera misiones médicas en el continente americano.

La fundación 2020 Vista, entidad sin fines de lucro que preside, y cuyo objetivo es devolver la visión a las personas necesitadas en países en vías desarrollo, es un ejemplo de esta labor.

“Viajamos realizando cirugías, educando a las comunidades sobre la salud ocular, y obsequiando espejuelos. Hemos realizado cirugías de cataratas en países como Haití, Colombia, y realizamos exámenes a la vista para detectar y tratar a tiempo las enfermedades que más afectan a nuestra gente. Siento que esta misión es una manera de devolver todas las oportunidades que la vida me ha brindado”, señaló el médico cirujano a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Orgullo hispano

Después de graduarse de la escuela de medicina en la Universidad El Bosque, en Colombia, Juan Pablo Fernández de Castro continuó perfeccionándose en la Universidad de Iowa, donde completó estudios en oftalmología molecular y patología ocular, para luego completar una pasantía en Cirugía General, y su residencia de Oftalmología en la Universidad de Louisville, en Kentucky.

Esa preparación le permitió destacar entre los médicos hispanos por sus extensas publicaciones en revistas científicas, y como profesional galardonado por la Academia Americana de Oftalmología, la Sociedad Americana de Cataratas y Cirugía Refractiva, y la Asociación Médica Americana, entre otras.

“Nací en Bogotá e hice mi programa de pregrado en Colombia. No vengo de familia de médicos, pero desde siempre me gustó la medicina, y cuando vi una cirugía de ojos por primera vez a los 22 años, decidí que eso era lo que quería hacer el resto de la vida”, recordó.

“Fui un buen alumno, me dediqué mucho a mi carrera, y eso me permitió continuar estudios en el extranjero. Pero debo reconocer que fue un proceso largo y no exento de dificultades, en el que tuve que homologar la carrera, someterme a muchos exámenes, y realizar investigación científica durante años. Todo eso, antes de solicitar una residencia en oftalmología en Estados Unidos”, subrayó.

Embed

Sin duda, un logro para el médico colombiano quien, tras recorrer gran parte del país estudiando y perfeccionándose, decidió hacer de Miami su hogar.

“Estados Unidos es un país maravilloso, pero Florida es lo que más se acerca a Colombia, que es mi tierra. Estando en Miami estoy más conectado a mi cultura, mi clima, a la comida de mi país, y lo más lindo, a la gente latina que es con la que me siento a gusto”, comentó el médico, quien aseguró que, con disciplina y enfoque, nada es imposible.

“Hay que tener objetivos claros, si sabes cuál es tu meta, llegarás a ella porque las oportunidades están ahí para quienes quieren estudiar y salir adelante en cualquier carrera. Somos hispanos y tenemos que sentirnos orgullosos de representar nuestra cultura en este gran país. Debemos seguir superándonos, brillando, y lo más importante, no dejar morir nuestra cultura y honrar nuestra identidad”, recalcó.

Consejos útiles

Juan Pablo Fernández de Castro advierte que los hispanos son propensos a padecer ciertas enfermedades de la vista como glaucomas, pterigión, y a tener que lidiar con los daños que la diabetes causa en la retina. Y en ese sentido aconsejó: “Lo más importante es que deben realizarse sus exámenes de forma frecuente con el oftalmólogo. De este modo se podrán detectar temprano problemas como glaucomas, cataratas, hipertensión. Si estas enfermedades no se tratan a tiempo pueden ocasionar ceguera, y eso es lo que queremos evitar. Por otra parte, es recomendable cambiar las gafas o espejuelos una vez al año”.

Después añadió: “Las cataratas son una condición que vamos a padecer todos, y generalmente después de los 65 años las cataratas necesitan de cirugía. Pero ojo, también este padecimiento puede afectar a personas jóvenes que se han expuesto mucho al Sol o que han fumado desde temprana edad”, sostuvo el médico, quien realiza más de 1.000 cirugías de cataratas anualmente.

“Esa es la mejor parte de mi trabajo, ver llegar a mis pacientes felices y con algo especial para mí. Algunos me obsequian botellas de vino, algunos artistas plásticos me han regalado sus pinturas, pero lo que más me conmueve es ver llegar a mis pacientes más humildes con bolsitas de frutas. Esos detalles tocan el alma porque tienen un valor emocional que es inmenso”, finalizó.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.86%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.51%
26955 votos

Las Más Leídas